Andreu

Imagen de Andreu

Las voces del Antiguo Régimen

"Es intolerable que haya una acampada en la Puerta del Sol. Eso no se puede consentir. En ese sentido aplaudo la decisión de la delegación del Gobierno de Madrid de desalojar la plaza, porque esa acampada se podría haber convertido en un auténtico foco de problemas".

"Este tipo de joven que tenemos no va a votar".

"Uno de los líderes es un abogado que está opositando. (...) Y no hay nada más burgués que un abogado opositando".

"Los jóvenes de hoy en día viven mucho mejor que los de hace 20 o 30. años (...) Ahora tienen problemas, pero ahora hay unas ventajas, como por ejemplo las redes sociales de comunicación..."

Son frases arrancadas de una tertulia de la Radio Nacional de España, la radio pública estatal, la que está pagada por los impuestos de todos los ciudadanos del Estado.

Imagen de Andreu

Contra el racismo y la discriminación

herdeleziSobre las ocho de la tarde de un día cualquiera en la terraza de un hostal de la cadena Aohostels situado en la Lerhterstrasse 12. Cuatro españoles disfrutan entre risas de unas cervezas. De repente, una chica se les acerca para pedirles un favor: "¿Podríais preguntar si tienen habitaciones libres en este hostal? A mi me han dicho que no, y sospecho que no me quieren alojar".

Uno de los interpelados se ofrece voluntario. Entra en el establecimiento y pregunta en la recepción si hay habitaciones libres. "Por supuesto. ¿La quiere individual, doble o colectiva?". El voluntario sale casi sin creérselo: efectivamente, los trabajadores del hotel se niegan a hospedar a la chica. "¿Por qué?", se pregunta ella angustiada, asegurando que tiene dinero para pagar. "Por racismo, creo", le contesta el voluntario. Ah, perdonad, se me había olvidado explicároslo: la chica era rumana, gitana y caminaba con dificultad porque tenía dos prótesis en las piernas.

Imagen de Andreu

Malas noticias

Vivir en Berlín es cada vez más caro, o mejor dicho, es cada vez menos barato. Porque si es evidente que alquilar un piso o una habitación en la capital alemana cuesta cada vez más, no es menos cierto que sigue siendo más económico que en otras capitales alemanas, por no hablar de otras ciudades europeas como Londres, Barcelona o Copenhaguen, por poner sólo tres ejemplos.

Pese a esa diferencia de precios, el que lleve viviendo unos años en Berlín se habrá percatado de que la presión tanto sobre los precios de alquiler como sobre los de compra aumenta sin prisa pero sin pausa. Sólo hay que echar un vistazo a la evolución de ese termómetro de los precios inmobiliarios llamado Mietspiegel: el precio medio del metro cuadrado de la vivienda alquilada superó en 2010 los cinco euros. Suma y sigue. No parece que la tendencia se pueda frenar, aunque tal vez sí ralentizar.

Imagen de Andreu

'All films before the latest shot'

Por estas fechas, la Berlinale penetra inevitablemente por casi todas las rendijas de la ciudad. Durante los 10 días que dura el festival de festivales de cine de Berlín, la capital se nos llena de cinéfilos auténticos o impostados, muchos de ellos no berlineses. Todos con sus respectivas carteritas y sus ansiosas ansías de engullir cine. Ya sea bueno o malo, pero siempre dentro del espectáculo de alfombras rojas y estrellato.
Imagen de Andreu

'arbor inversa' de Roberto Equisoain

10 fotos de árboles cuyas ramas miran hacia abajo, 3 vídeos de ríos cuyo caudal fluye al revés de lo que establece lo racional y socialmente aceptado (el agua fluye hacia su origen, hacia el manantial vital del río) y una pintura falsa con un río y un árbol enmarcados en oro. Es la telegráfica descripción que el artista navarro y berlinés de adopción Roberto Equisoain nos ofrece de su exposición "arbor inversa", que abre sus puertas en la galería ZeitZone.

Roberto, a quien conocí el verano de 2003 en una sala de revelado de fotografía de la Universität der Künste de Berlín y quien me he ido encontrando por la noche berlinesa de tanto en tanto, nos ofrece en el texto introductorio de su nueva entrega fotográfica el origen espiritual del símbolo del árbol inverso: "Los árboles invertidos aparecen en la cábala hebrea y en la iconografía religiosa india y cristiana, representando la sabiduría y cualidades de Dios. En el siglo XIII Hadewijch de Amberes, en pleno éxtasis, en la primera de sus visiones describe cómo un ángel la lleva a un jardín en cuyo centro se encuentra el árbol invertido. Es el árbol del conocimiento de Dios".
Imagen de Andreu

Dissidenten: el viaje como instinto

"La historia de Dissidenten es la historia de unos viajeros instintivos en una forma post-Theodor Fontane. El hombre de letras -y viajero- alemán escribió una vez que más importante que la inteligencia misma es viajar, viajar y viajar. Sólo a través del viaje, la absorción e inhalación de las culturas de otros lugares podemos meternos realmente en la piel del otro. Dissidenten, autoproclamados enemigos del estado de confusión, hicieron suya de todo corazón la frase de Fontane y la convirtieron en su máxima. A través de la música".

Imagen de Andreu

Peristal Signum: a lisérgicos mazazos contra la realidad imperante

"Hace un par de meses nos enteramos de que el dueño del bloque quería renovar el inmueble, y nos comunicó que nos teníamos que marchar a finales de marzo. ¿Tristeza? La verdad es que no. Lo que hemos construido aquí desaparecerá físicamente, pero todo queda en la memoria de la gente, en nuestras cabezas. Te digo más: creo que hasta mejor que esto desaparezca: ya estábamos atrayendo a demasiados turistas. Por ver estar si Karmanoia renacerá en otro hueco de Berlín”. Y renació.

Imagen de Andreu

El espectáculo debe continuar

Samuel Koch tiene 23 años, es guapo y estudiante de arte dramático. Todo un deportista. "Es el hijo que cualquier madre desearía tener", dice la presentadora, tomándolo por un brazo y mostrándolo a las cámaras. Samuel es, en efecto, el héroe perfecto, el producto idóneo para vender a un sábado por la noche a la millonaria audiencia de uno de los programas de televisión más vistos de Alemania: Wetten dass...?. No es la primera vez que aparece en este blog. Esta ocasión, sin embargo, es tristemente diferente.

Imagen de Andreu

Abre los ojos...

Yo he visto un hombre de más de sesenta años vestido con trapos, con unas gafas de buceo puestas y una máscara de cirujano sobre la boca recorrer en patinete un vagón de metro en hora punta mientras repasaba con ojos de desconfianza a todos sus pasajeros. Y que ni uno de ellos le diera la mayor importancia.

También he visto a un tipo negro con pintas de Jimmy Hendrix marcarse un solo de guitarra eléctrica a las tres de la mañana en la estación de metro de Rosenthaler Platz. Sin público, ni complejos ni tener ni puta idea de tocar la guitarra. Y como ni un solo de los pasajeros del vagón en el que yo viajaba le diera tampoco la mayor importancia.

Imagen de Andreu

Contenida mirada sobre lo ajeno

¿Quién no se ha preguntado alguna vez qué hay detrás de los cristales velados de los típicos cafés turcos o árabes reservados exclusivamente a hombres que se pueden ver en distritos berlineses como Wedding, Neukölln o Kreuzberg? Quizá alguno de vosotros incluso haya tenido alguna vez la tentación de intentar cruzar la puerta de alguno de esos garitos a sabiendas (o sin ellas) de que la entrada está terminante prohibida a aquellos elementos externos a esos aislados ecosistemas sociales. Y escribo "intentar" porque dudo de que el atrevido invasor pudiese dar más de dos o tres pasos dentro del local antes de ser expulsado del mismo, intuyo que con malas maneras. Digamos que son las "geschlossenen Gesellschaften" de la clase baja e inmigrante alemana, la mejor expresión de esas sociedades paralelas que ejemplifican el fallido proceso de integración de algunos sectores inmigrantes en la sociedad media germana.