Juanma

Imagen de Juanma

'Perdiendo el norte': que la realidad no te estropeé una película

Hola,

desde la derrota se es invencible, y como yo soy el eterno becario infinitamente derrotado de Berlunes, hoy voy a sentar cátedra sobre un tema que seguro que os interesa mucho: la sarta de películas y series que última y presuntamente reflejan la realidad de la nueva migración española en Berlín o Alemania. De migrantes como tú y como yo, vamos.

Una de ellas es 'Perdiendo el norte' y su correspondiente secuela televisiva 'Buscando el norte', que, como su propio nombre indica, vienen siendo una única y la misma cosa: UNA PUTA MIERDA. Dentro trailer:

 

Imagen de Juanma

Pucherazo electoral 3.0

Hola qué tal,

soy Juan Manuel Inhiesta Pardo, becario eterno de Berlunes. Hoy he vuelto a okupar el Aula Magna de esta Escuela de Berlinología para organizar una asamblea perroflautista de esas que tanto os gustan.

Perdonad que no me levante, pero llevo postrado desde el pasado 1 de enero. Noche Vieja me sentó fatal. No, no estuve en Colonia. Bueno, de hecho no recuerdo ni dónde estuve. Sólo que empecé la noche bajándome a solas una botella de Rot Käpchen, que es lo peor que hay, para posteriormente beberme, fumarme y meterme todo lo que cayó en mis manos. También me tomé un mazapán blanco muy bueno que me trajo un primo mío valenciano de Xàtiva amigo de Chimo Bayo. Pero esa es otra historia...

...hoy he convocado esta asamblea para hablar de un nuevo pucherazo electoral, el tercero para ser más exactos, ejecutado por el viejo, decadente y menguante régimen partitocrático español del 78. Tras el pucherazo electoral de las elecciones generales de 2011 y el de las municipales y autonómicas de 2014, el pasado 20 de diciembre se consumó el tercer robo electoral a l@s ciudadan@s español@s con derecho a voto en el extranjero. También en Alemania, claro está, y en Berlín, ciudad que no es Alemania pero que está dentro de Alemania.

Imagen de Juanma

Alemania y el (neo)nazismo

Hola muy buenas tardes-noches,

soy Juan Manuel Inhiesta Pardo, el becario eterno de Berlunes.

Perdonad que no me levante. La asamblea de hoy la oficiaré postrado en este catre portátil que me he traído arrastrando desde mi drekige WG. En agosto estuve tres días con sus respectivas noches festejando la vida en una openair organizada en un parque berlinés cuyo nombre nunca más conseguiré recordar. Me desperté ayer mismo con una resaca terrible. Creo que me pasé echando mazapán (al menos, eso me dijo aquel malabarista andaluz que eran esos polvos blancos que me vendió) en mi botella de Club Mate. Aún me estoy recomponiendo.

El caso es que después de casi de dos meses de sueño profundo, tuve la suerte de irme a despertar el 12 de octubre, Día de la Hispanidad, Día de la Raza, Día de la Conquista o Día de la Vergüenza. Para gustos hay nombres. Como yo soy manchego, y mi españolidad está fuera de toda duda, lo primero que hice al despertar fue encender el portátil para ver cómo está el panorama en mis orígenes. Y me topé con imágenes como estas:

Imagen de Juanma

Pucherazo electoral 2.0

Hola

muy buenas tardes.

Podéis ir pasando a la asamblea berlinológica de hoy. Yo, aquí, Juanma Inhiesta Pardo, eterno y perdedorcísimo becario de Berlunes, os voy a explicar por qué ya he perdido de antemano las elecciones autonómicas y locales españolas del próximo domingo: porque soy uno de l@s más de millón y medio de expatriad@s que no podrán ejercer su derecho a voto para echar de las instituciones a la castuza que nos gobierna desde hace décadas en todos los niveles del Estado.

La versión oficial es que l@s ciudadan@s en el extranjero, como siempre, no nos enteramos de nada y vamos siempre tarde. Los funcionarios del Consulado de España en Berlín (revisitad el post Consulado de España: instrucciones de uso), por ejemplo, todavía no se pueden explicar cómo la mayoría de residentes en Alemania no hemos votado ya a distancia o por correo. Incluso colgaron en su web un croquis sobre el sencíllismo proceso burocrático digno de una novela de Kafka:

Bienvenid@s a la gymcana burocrático-electoral.

Imagen de Juanma

Los alemanes y los idiomas

Hola qué tal,

me llamo Juan Manuel Inhiesta Pardo, soy el becario eterno de Berlunes y hoy vengo aquí a desmontar un mítico tópico más sobre Alemania y sus gentes.

El tópico de hoy es: tod@s l@s aleman@s hablan inglés (u otros idiomas extranjeros) de puta madre. Esto último es tan falso como que lo de Auschwitz fue un accidente.

Aquí tenemos una prueba:

 

Visto en Berlín: "Tenemos café para llevar también para llevar"

Imagen de Juanma

Impublicables socarronerías reales

Ser inmigrante viene a ser algo así como ser marinero: así como el pescador tiene una vista privilegiada de tierra firme desde su barca, desde su exilio el inmigrante tiene la distancia necesaria para ver y entender con más claridad su propio país. En el caso de España, eso incluye a la monarquía.

Como ya sabéis todas, yo, como inmigrante manchego en Berlín, becario de Berlunes y nieto de republicano, recientemente tuve la oportunidad de ver (de lejos) a los actuales reyes de España pasear palmito ante la Puerta de Brandeburgo. Aquí tenemos el vídeo de Russia Today, el canal estrella del Eje del Mal:

Dos cosas importunaron el paseo real: el frío de mierda y un trompetista republicano.

Imagen de Juanma

¡¡¡Que vienen los reyes!!!

¡Hola amig@s!

Todavía no estamos en navidad ni a principios de enero, pero los reyes ya vienen a Berlín. Bueno, en realidad, estos reyes no son magos, ni tampoco traen regalos ni carbón. Son los reyes de España, Felipe (VI) y Letizia (con z), los que este lunes 1 de diciembre nos visitarán en la capital alemana.

Felipe y Letizia se reunirán con el presidente federal de Alemania, Joachim Gauck. Me pregunto si los reyes le preguntarán a Gauck cómo es eso de ser elegido como jefe de un Estado, en lugar de heredar ese puesto por mero derecho sanguíneo por el que Felipe es ahora jefe de todo el tinglado, incluidas las fuerzas armadas, sólo por ser el primogénito del monarca emérito.

Feli y Leti también se verán con la canciller Angela Merkel, con el alcalde saliente de Berlín, Klaus Wowereit, así como con empresaurios alemanes. Lamentablemente, los reyes no se reunirán con ninguno de los miles de expatriad@s español@s que hemos venido a buscarnos la vida a estas tierras del norte. Cosas de la agenda, supongo.

Los amigos de Friends of Spain han salido a la calle para preguntar sobre la visita real. Dentro video:

Imagen de Juanma

Locura e indigencia en el metro de Berlín

¿Qué sería de Berlín sin su metro, con su sillones de elegante estampado y su olor tan característico, sin su suciedad y sus gruñidos mañaneros, sin la mala hostia de sus Kontrolletis y los inconfundibles grupos turistas españoles y/o italianos que gritan para dejar claro que son grupos de turistas españoles y/o italianos?

¿Qué sería del transporte público de Berlín sin sus vomiteras y meadas de fin de semana, sin sus turistas de weekend-visa, sin esos restos de dönner kebab y esas botellas de cerveza abandonadas que se derraman por la inercia del tren en marcha, sin sus eternas obras de mantenimiento y sus Pendelverkehr?

¿Y qué sería de los metros y los trenes de Berlín sin sus borrachos, sus sintecho y sus locos de remate?

Hola, éstas son todas preguntas retóricas y yo soy Juanma Inhiesta Pardo, becario de todo esto y absoluto perdedor invencible. Hoy voy a tratar un tema nunca abordado en Berlunes y que seguro que os interesa mogollón: la locura y la indigencia en el transporte público berlinés.

Imagen de Juanma

Curso de verano con Heleno Saña

Hola amig@s,

el Mundial de fútbol de Brasil ya es, por fin, historia. El insufrible espectáculo organizado por la mafia de la FIFA, con sede en Suiza (como los ahorros de Bárcenas y unos cuantos más), ha pasado dejando tras de sí tierra quemada en cuestiones de democracia y Derechos Humanos en el país americano. 

Mientras alguno insiste en remover los rescoldos del espectáculo, los pasillos de la Escuela Superior de Berlinología se han quedado prácticamente desiertos, pese a los chocheos futboleros del profesor Schopinaua. Y aprovechando ese transitorio vacío estival de poder, yo, Juanma Inhiesta Pardo, eterno becario de Berlunes, he aprovechado para meterme en los despachos del decanato, okupar el Aula Magna y organizar un curso de verano muy guapo.

Cursos de verano hay muchos y diversos. Están, por ejemplo, los de la Fundación FAES y sus subvencionados neoconservadurismo y neoliberalismo. Aunque atendiendo a sus conferenciantes, los de la FAES parecen más festivales del humor que cursos académicos serios. Dale al play Choped:

¿¿¿Cómo eshhhtán ushhhtedddeeessssshhhh???

Imagen de Juanma

¿Sozialtourismus?: no, populismo electoralista

Hola, ¿como estáis?

soy Juanma Inhiesta Pardo, becario de todo esto. O sea, el último mono de Berlunes. Desde la derrota se es invencible, y yo soy un perfecto encadenamiento de fracasos.

En la asamblea de hoy voy a diseccionar un asunto que ha estado en la picota del debate político en Alemania durante las últimas semanas: el "Sozialtourismus" o el turismo social que presuntamente amenaza el menguante Estado del bienestar alemán.

Para aquéllas que no lo sepáis, "Sozialtourismus" fue la "Unwort des Jahres" o palabro de 2013. Un neologismo que sirve para describir la llegada a Alemania de ciudadanos de otros países con el único y exclusivo objetivo de aprovecharse de las ayudas sociales. A eso en mi pueblo de toda la vida lo han llamado ser un gorrón. Yo reconozco ser un poco gorrón, aunque soy un gorrón honrado: gorroneo porque no tengo y no porque me guste.

Cuando el jurado de ilustres conocedores de la lengua de poetas, filósofos y de mi vencidad alcóholica berlinesa eligió "Sozialtourismus" como la palabra menos afortunada de 2013, el debate sobre el presunto turismo social que se cernía sobre el Estado alemán había llegado a los medios de comunicación, pero el Gobierno federal de Angela Merkel no hacía caso a todo ese ruido.

Bien al contrario, Merkel y los suyos siguieron animando a los preparados y baratos jóvenes europeos de países con problemas agudos de desempleo a venirse a Alemania para hacer frente la alarmante falta de mano de obra en algunos sectores. Ello, mientras insistía que no había alternativa a sus recetas económicas para el resto de Europa.

Eso cambió hace muy poquito cuando dos de los ministros más relevantes del Gobierno de Merkel hicieron el siguiente anuncio. Dale al play Shopenhaua: