Juanma

Imagen de Juanma

Carta abierta a la atrevida ignorancia

El deporte nacional español no es el fútbol, qué va, es hablar de lo que no se tiene ni puta idea apoyándose en lugares comunes y manidos topicazos. Y así nos pinta el pelo. Venga, vamos allá. Mi último post, en el que expliqué mis desventuras burocráticas para NO poder votar a distancia, desató un comentario de un tal anónimo. El anónimo escribió el comentario el pasado 4 de diciembre a las 13.31 para volver a introducirlo sin un sólo cambio unas seis horas después, a las 18.57. Entiendo que nuestr@ amig@ anónimo me estaba hurgando las cosquillas y lo que deseaba era una respuesta. Pues la va a tener, cojones. Primero, leámos su obra de arte de marcado acento español:

"Siempre los mismos comentarios contra Rajoy. Prefiero una persona que no tenga carisma, pero que se dedica a trabajar. Ya hemos visto como han dejado España esta padilla de guays. Vivir del cuento y saquear las arcas públicas. Alianza de las civilizaciones, que fenómeno, si pero que trabajen los demás.

Imagen de Juanma

Pucherazo electoral

Amig@s, ya tenemos nuevo presidente: un tipo peculiar y muy español, sí señor, hay que reconocerlo. Con todo, no parece que Mariano convenza demasiado al poder de los mercados, cuya prima lejana de riesgo está disparada, no sabemos si porque la barba Rajoy le sube la libido o porque sospecha de la ineptitud de Mariano. Nunca me había interesado la política, pero desde mi exilio berlinés todo se hace más interesante, y mientras busco tema para escribir mi tesis con el inútil de Schopenhaua, cada vez me intereso más por el mundo de las papeletas y la democracia. Además, desde la distancia todo se ve con más claridad.

Imagen de Juanma

Consulado de España: instrucciones de uso

Algun@s de vosotr@s os habréis preguntado dónde cojones me he metido durante los últimos meses. Después de recibir cientos de amenazas por mi último post estuve a punto de tirarme por la ventana de mi WG. Acosado físicamente y psicológicamente por las fans berlinesas del Daniel Brühl, quien por lo visto me busca por el Görli con un bate de beisbol, decidí volver a mi Campoalbillo natal para hacer la vendimia y ganar algo de dinero.

Imagen de Juanma

Impublicables socarronerías

El otro día estaba en mi casa rascándome las bolas cuando mi cuerpo mi impuso un deber ineludible que me obligó a salir de la cama: me entraron ganas de cagar. Me levanté con mucho esfuerzo y poniendo toda la concentración que mi cerebro todavía es capaz de aplicar a cada uno de los movimientos de mi esmirriado cuerpo para alcanzar la taza del retrete. Me senté en ella. Miré a la izquierda con las pocas fuerzas que me quedaban hasta divisar un ejemplar del diario El País del pasado 25 de junio.

Imagen de Juanma

Me cago en tu mayo del 68

Lo admito: el estallido del movimiento del 15-M y todos los gritos por una Democracia Real Ya me pillaron a contrapie. Justo el día 14 de mayo me fui a una rave, de la cual desperté una semana después, sobre el 20 de mayo, si no recuerdo mal. La fiesta fue salvaje, y la resaca aún más. Pero esta vez, la depresión post-festera fue menos dura de lo habitual porque lo que está ocurriendo desde el 15-M, pese a todas las contradicciones y deficiencias del fenómeno, ha borrado de un plumazo todas mis tendencias autodestructivas y nihilistas. Imaginaos que hasta en mi pueblo, Campoalbillo, se ha montado una asamblea contestataria. Esto parece que va en serio, señoras.

Imagen de Juanma

La U8 es un gargajo

Alguien me dijo una vez que esta web sin mi no sería nada. Cada vez estoy más convencido de ello, viendo el nulo flujo de actualización desde mi último y polémico post. Por eso vuelvo ahora, esta vez, en lugar de para escribir un editorial político, para intentar ofreceros una observación socio-antropológica de una línea de metro que seguro habéis tomado unas cuantas veces si vivís en Berlín, en ocasiones siendo conscientes de vosotros mismos, y en otras más puestos que unas putas cabras: me refiero a la línea U8.

Cuando pronuncias "U8" en alemán suena a escupitajo, suena a como si estuvieras sacando un gargajo bien verde de lo más profundo de tu garganta. "U acht!". Probadlo. "U acht!". Por eso creo que si tuviese que buscar una metáfora para explicar lo que es esta línea de metro significa para mi, diría que la U8 es un gargajo bien coagulado procedente de lo más interior de nuestros seres. De lo peor de nosotros.

Imagen de Juanma

Cuanto peor, mejor...

"En Holanda, si un vecino te ve robando, te denuncia a la policía. En España, si tu vecino te ve robando, te dice: 'Eso, eso, ahí tus huevos, tú roba que luego nos lo repartimos'". La frase es del camello de mi pueblo, Campoalbillo, que es camello pero de tonto no tiene ni un pelo. El Lonchas es un tipo al que se le puede recriminar su principal fuente de ingresos económicos, porque supone un claro perjuicio para la salud pública, pero todo el mundo que le conoce, ya sea cliente o no, coincide en que es gran tipo, sin un gramo de hipocresía y muchos gramos de otra cosa: dice lo que piensa pues no tiene nada que esconder y todo el mundo sabe lo que esperar de él. Además, es muy tolerante porque lo ha hecho todo, y lo que no lo ha hecho, lo ha visto hacer. Por eso, el Lonchas es un grandísimo cronista social de nuestro putrefacto país. Yo siempre le escucho con atención y aprendo mucho de él.

Imagen de Juanma

Ravalejar es gentrificar

"Jo ravalejo, tu ravalejes, ell/ella revaleja, nosaltres ravalejem....". Y vosotros os jodéis.

Empiezo el post de este día soleado con una cita extraída de una de las paredes de uno de los barrios más chupi-guays de Europa, del mundo y del universo: el Raval de Barcelona. Para aquéllos que nunca hayáis estado en la capital catalana, el Raval vendría ser algo así como Kreuzberg, pero de calles estrechas y con un par de centros culturales de renombre mundial. Durante los últimos años también han aparecido muchos baretos cools y mucha gafa de sol y de pasta. A mi me da bastante pena el Raval, la verdad. A veces también me da ganas de vomitar cuando veo tanto sobrado paseando palmito por sus calles.

Imagen de Juanma

Knut está muerto

Knut, el popular oso polar del zoo de Berlín, murió la semana pasada. Su cuerpo blanco y peludo apareció una mañana flotando en el agua del estanque del foso que compartía con tres osas. De su muerte me enteré al día siguiente cuando volvía a casa en el U-Bahn. Un currante, tras apurar su botella de Sterni, dejó el manoseado Bild del día tirado en el metro. Mientras esperaba que mi parada llegase, y para evitar tener que tragarme las caras de hastío que se suelen ver a última hora de la jornada en el metro berlinés, tomé el ejemplar del diario más leído de Alemania.

Imagen de Juanma

Vivir mata

Después de la estampida de descerebrados antílopes internáuticos provocada por el post de René Higuita y del popular populismo desbocado y ahorrativo en talento del cada vez más lamentable Schopenhaua, me toca volver al ruedo. Sé que será difícil llegar a la portada del menéame, pero creedme, no estoy aquí para llenar mi ego ni para que me quitéis ni me déis la razón en foros sin sentido. Simplemente quiero escribir lo que pienso sin la voluntad de daros lecciones morales, y si es posible, ofendiéndoos un poquito. Para eso me dieron esta beca. Os contaré: cada vez me encuentro con más gente en Berlín que me intenta salvar la vida o explicarme cómo debo vivir. Tocaré este espinoso tema abordando un asunto que seguro que os es familiar: el antitabaquismo.