Berluneces

Imagen de Mama Lobita

Mejor en casa

Duérmete niño,
duérmete ya,
que viene el coco
y te comerá.

Cada vez que canto esta nana a Jonas o a Beatrice se me parte el corazón, pues me siento cómplice de un falso chantaje. Os quiero cantar que deben irse a la cama porque están cansados y, si siguen jugando, sólo conseguirán caer muertos dentro de un par de horas... horas que al día siguiente, mañana por la mañana, no les voy a dar. Bueno, a Beatrice, de hecho, le da igual: no sólo porque no tiene que darse prisa para llegar a algún Morgenkreis, sino porque ya de natural, desde que nació, que no duerme más allá de las ocho (no me quejo: tengo muchas mamás-amigas con criaturas que no saben lo que es dormir hasta las siete de la mañana). Bueno, a lo que iba: que Jonas sí que tiene que irse a dormir porque a las nueve lo esperan en la Kita... y él sí que es de los que necesitan como mínimo doce horas de sueño. Me piden cuento y canción y cuento y canción antes de ponerse a contar ovejas... pero a mí de pequeña sólo me enseñaron la del señor Coco, quien, si conocerlo, me estremecía.

Imagen de Berlunes

Pegatinas Berlunes

Hola berluneses.
 
Como todos ustedes saben, el pasado 22 de marzo una orquesta compuesta por 17 músicos protestó frente a la Embajada de España interpretando la melodía de la película “El Padrino”. De esto ya se ha hablado suficiente por lo que no vamos a seguir dando la brasa con el tema.
 
Cuando escribimos el primer artículo convocando dicho evento, buscamos una imagen original, que ilustrara nuestro texto. La imagen escogida fue esta que ven a la derecha. Pudimos haber tomado la imagen sin más y ponerla en el blog. Tampoco queremos ir de modelo de integridad en esto, ya que a veces hemos usado fotos en el blog tomadas “de aquí y de allá”. El caso es que esta vez, dado que la imagen nos parecía especialmente bonita y su dueño era perfectamente identificable, decidimos hacer las cosas bien y le mandamos un email pidiéndole permiso para usarla.
 
Así fue como conocimos a los chicos de Camaloon.
 
Imagen de Mama Lobita

Soy la del Kindergeld y los Spielplätze

Abend! Yo también soy nueva por aquí y os digo con franqueza, ya en la primera línea, que nunca he podido asistir a una clase de las del Prof. Dr.-Ing. (y etc, etc, etc) Shopenhaua porque no tengo tiempo para ello... ni creo que nunca lo vaya a tener. De hecho ahora mismo tengo un ojo ya cerrado y el segundo a punto de cerrarse: ¡me muero de sueño! Pero hace días, me propusieron berlunear para contaros el Berlín de los niños y las mamás y los papás y los Spielplätze... y ya va siendo hora de empezar.

Que me caiga a pedazos, que sólo piense en dormir, que no tenga tiempo ni de hacerme la manicura, que la peluquería haga ya un par de años que no la piso... de todo ello sólo hay unos culpables: mis adorables hijos. Pero ellos también son los principales culpables de que esté aquí, en Berlín: yo quería ser mamá joven y tener unos niños cosmopolitas y que dominaran muchas lenguas y que pudieran tener un buen futuro asegurado. Un día, en mi Städtchen de la Meseta, oí en la radio que contaban que en Alemania a una le daban un sueldo mensual por retoño que tuviera hasta que éstos fueran mayores de edad y que una se podía coger no una baja de maternidad de cuatro meses, no, ¡de tres años, y casi 100% remunerada! Como entonces no tenía más que una prácticas maratonianas de Licenciada con Máster remuneradas a precio de lavaplatos, hice las maletas, subí al Easyjet y me vine de cacería a Berlín. Dispuesta a embarazarme y a reproducirme generosamente. Para procrear me recomendaron el barrio de Prenzlberg. Y ya llevo dos criaturas... y una tercera en camino. Vivo cerca de la Wasserturm, para ubicar a los que ya lleveis algunas clases de Berlinología. Por cierto, no me he presentado: me llaman Mama Lobita.

Imagen de Berlunes

El vídeo de El Padrino en la Embajada

Y se hizo realidad, los músicos y músicas fueron llegando, la mañana era muy fría, nieve silenciosa, dedos agarrotados, instrumentos al límite de la afinación, corazones calientes, jocosa vestimenta negra, gafas de sol, sombreros de ala corta, semblante sombrío, mofa inteligente.

Imagen de Berlunes

El Padrino bajo cero

Hola a todos.

Como ya sabeis el Padrino se acerca a la embajada Española con paso firme y tiene previsto llegar este viernes 22 de Marzo a las 13:00 y sonar bien profundo, siendo proyectado desde los instrumentos musicales que unos valientes músicos y músicas van a tocar.

Lo cierto es que la previsión meteorológica no es la mejor. El frío está garantizado, tendremos temperaturas bajo cero. Al menos parece que a la hora de la protesta las probabilidades de lluvia son muy bajas

Algunos dudan, otros preguntan, pero para nosotros está muy claro. Esto es Berlín, y en Berlín hace frío y mal tiempo. Berlín no solo es el solecito, parque y buen rollo veraniego que tanto se vende en la tele y en los blogs de viajes y aventuras. Protestar en el parque con 25 grados lo saben hacer todos. Protestar masivamente contra Rajoy el día de su visita a Berlín bajo un cielo sucio, lluvia intensa y frío húmedo tiene un valor especial, y así quedó reflejado en los medios, para la posteridad. Tú estuviste allí y lo viste.

Imagen de Berlunes

El Padrino en la Embajada se acerca

Hola amigos.
 
Nuestra protesta musical sigue adelante. Estamos muy contentos porque este fin de semana hemos hecho un ensayo con unos músicos fantásticos y muy motivados con el tema. 
 
Hemos hecho sonar la música del Padrino y lo cierto es que suena muy bien, ojalá nuestra música sirva para llamar la atención de aquellos que tienen la posibilidad de cambiar las cosas.
 
Al ensayo han acudido unos 13 músicos y músicas, había violines, saxofones, trompetas, contrabajos, cantantes, trombones, guitarras y flautas. También han venido melómanos, periodistas y supporters que querían ver de cerca y animar al proceso de creación. Se ha respirado complicidad y hemos conseguido en poco tiempo darle forma a la pieza musical con la que queremos protestar. 
 
Imagen de El Perro Salvaje

Octavio Caraballo y los "tentáculos" de la cultura

Ésta es una respuesta a un artículo publicado por Octavio Caraballo en el Huffington Post, en el que debido al creciente interés por aprender alemán en los Goethe-Institut de España, el periodista elabora una teoría en la que dicho instituto aparece como un pulpo arrogante cuyos tentáculos se extienden por todo el sur de Europa con la intención de llevarse a sus jóvenes y su talento.

Llegué a Alemania procedente de Venezuela a finales del 2001. Como mi intención era quedarme, lo primero que hice fue inscribirme en un curso de alemán para luego entrar en la universidad, lo que ocurrió seis meses después. En parte porque mi nivel de alemán era muy precario y porque mi intención en aquellos años era ser novelista, decidí estudiar filología de lenguas romances, en especial, español y francés. 
 
La facultad, en aquellos años en los que (nos decían) España iba bien y Alemania (nos decían) iba mal, estaba abarrotada de estudiantes alemanes que en muchos casos ya hablaban un español bastante avanzado y en otros casos demostraban estar muy ansiosos por aprenderlo. Todos, sin excepción, habían estado en España, a veces por temporadas largas, y muchos en América Latina. Todos querían regresar en algún momento, todos querían saber más y todos sabían quién era Cervantes, así fuera por el instituto homónimo.
 
Imagen de Frau Dulenta

¿Quien es la GEMA?

Y no, no es un vulgarismo. Que ya les veo venir…
 
Supongo que ya muchos la conocen, otros más bien la sufren. Se puede interpretar como una suerte de “censora” que no nos deja ver, entre otras cosas, algunos (muchos) de los vídeos que quisiéramos, por ejemplo, en youtube
 
Por así decirlo, la GEMA (Gesellschaft für musikalische Aufführungs- und mechanische Vervielfältigungsrechte) es a Alemania lo que la SGAE a España, pero más discretos. O a lo mejor no…
 
La GEMA se encarga, con el beneplácito del Estado alemán, de gestionar los derechos de autor de los más de 64.000 miembros que tiene, así como de los derechos de unos dos millones de artistas extranjeros que así lo han autorizado. (Google translator dice que es un “fiduciario”… bonita palabra). Todo, con el noble propósito de que cada artista reciba la justa compensación por el uso de sus obras. 
 
Imagen de Marcella

La historia del italiano que cavó un túnel bajo el muro

Queridos amiguitos,
tengo el placer de presentaros mi primer artículo traducido  de ilmitte.com. Como iréis viendo además de la traducción, a veces añadiré información de otras fuentes y opiniones propias,  lo digo por si en algún momento me cago en la madre que parió a panete, seguramente sea aportación de la susodicha traductora y no de los ragazzini del magazine.
 
Sin más preámbulos, comienzo a relatar la historia que hoy os traigo.
 
El protagonista de nuestra historia de hoy es el italiano Domenico Sesta. Este muchacho  fue un ingeniero de los de verdad, no el típico "soy ingeniero porque mola cómo suena ". La prueba está en la invención que le hizo famoso datada en el 1961, cuando, junto su compañero de la Uni de Berlin  Luigi Spina y otro tedesco que ahora no nos interesa, construye un túnel subterráneo bajo el famoso Muro de Berlin . He aquí la prueba de que los italianos, además de buenos vinos y grandes marcas de ropa, tenemos arte hasta para cavar agujeros echándole Eier a la Stasi.

Imagen de Frau Dulenta

Me llaman “Frau Dulenta”

Las malas lenguas me llaman “Frau Dulenta” porque dicen que me creo alguien que no soy. En realidad es porque no me conocen. El caso es que es un buen apodo. Resulta que hasta los que quieren hacer el mal lo hacen bien sin querer y me regalan un pseudónimo estupendo. Así que he decidido utilizarlo a partir de ahora para mi pequeño espacio belunero.
 
Nací hace mucho mucho tiempo aquí en Berlín pero siendo aún joven me ficharon los de la Paramount y abandoné la metrópolis poco después de que llegara la gran crisis. Apenas volví a mi ciudad natal después de aquello.
 
En los periódicos dijeron que, tras muchos años de cine y escenario, morí en París, sola en mi apartamento. Pero no es cierto. Me reencarné y comencé una nueva vida lejos de todo el follón en el que se estaba convirtiendo Europa, ajena a lo que acontecía en el mundo. Mi vida anterior había sido demasiado complicada y necesitaba apartarme a un lugar recóndito, pacífico y amable. Lo encontré, lo disfruté, lo exprimí, lo amé… hasta que sentí una profunda
añoranza por Berlín. Completamente olvidada mi lengua materna y con una mano delante y otra detrás, me vine a probar suerte en el mundo del espectáculo. Haber sido una gran diva antaño me tenía que servir de algo. Me dijeron que aquí ahora los artistas se iban a vivir a Neukölln y así hice. Me compré unas gafas de pasta a juego con mi chistera y empecé a hacer contactos. Todos querían que actuara en sus locales, restaurantes, teatros… Pero a mi lo de pasar la gorra después de un show insuperable me parecía un despropósito.