Cuestión de enfoque

Imagen de Frau Dulenta

Reunirse con Santiago Gómez Rojas, director del Spanisches Filmfest Berlin, es sentarse frente a un hombre con una capacidad para el trabajo formidable y una pasión por el cine español que ya quisiera yo para más de uno y de dos. La suerte siempre me acompaña cuando voy a hacer algún trabajito de gratis para Berlunes, menos mal, porque me coloca delante de personas con gran entusiasmo a las que pocas preguntas tengo que hacer. Personas que lo tienen claro cristalino y, además, lo saben transmitir con gran simpatía. Lo que yo digo, una suerte.  

Helo aquí, el dire

La frase con la que se inicia esta conversación es sentencia: "Hemos dado un paso hacia atrás para poder tomar impulso y dar dos pasos más hacia adelante". El director del SFFB se refiere con esto al regreso  en esta nueva edición del festival a un cine más pequeño, con menos salas y menor capacidad como es el cine Moviemento, el lugar donde se celebrará entre el 6 y el 11 de octubre la cuarta edición Spanisches Filmfest.  

Si bien el año pasado el escenario para las proyecciones fue el Kino Babylon, más grande y quizás más espectacular, este año los amantes del cine español se darán encuentro en un cine algo más humilde y, no obstante, cargado de historia por ser el más antiguo de Alemania, que sigue en pie y funcionando como tal.

Las razones son varias, la más obvia: la pasta, que nunca sobra y rara vez es suficiente como para hacer lo que se quiere hacer.

"Hemos reducido en días de festival, hemos seleccionado menos películas pero hemos aumentado la calidad de la selección. Queremos que el festival sea sostenible, rentable y exclusivo. Como no recibimos un gran presupuesto por parte de instituciones si no que más bien se financia por nuestra pasión, aportaciones propias y a la poca venta de publicidad, este es el festival que nos podemos permitir. El cine Moviemento es el lugar ideal para mostrar lo que tenemos, es un espacio para todos."

 

 

Obviamente le preocupa la imagen que puedan dar este año al público al haber pasado de un cine como el Babylon al Moviemento, más pequeño y con menos salas. Pero esta edición han preferido concentrarse en mejorar la imagen del festival, que ha sido un reto desde prácticamente los comienzos, encontrar esa imagen que gustara al público alemán y que no causara rechazos entre el público español por entender que se alimentaba un cliché.

Sin embargo, lo que a priori podría entenderse como un pequeño retroceso, la organización del SFFB lo ha sabido convertir en ventaja: "Las dimensiones del festival del año pasado nos hicieron tener pérdidas. Lo peor que podría haber pasado es que, por esa crisis de recursos, no hubiera festival este año y eso no podía ser, de ahí que lo hayamos reestructurado todo. Estamos atravesando nuestra crisis por cuestiones económicas y, sin embargo, puede que este sea la mejor de las ediciones, el año en el que mejores películas vamos a proyectar. Magical Girl es, para mi gusto, una de las películas del siglo, película que, por cierto, inaugurará el festival."

Este año el programa tiene un trasfondo más político y social. Da la casualidad (una casualidad buscada en realidad) de que muchas de estas películas tratan de temas actuales, de la realidad que se vive ahora en España. La precariedad, la migración y la crisis, entre otras. Del drama que vive la gente de la base social, la gente que continúa con su trabajo pero que están literalmente asfixiados por las constantes privaciones.

Acerca del objetivo del festival Santiago comenta: "Primero y ante todo mostrar el cine actual y las nuevas generaciones de cineastas, cine hecho por españoles, sin importar el idioma, la temática ni el lugar del mundo donde hayan sido realizadas. Y, además, promover la diversidad y la variedad del país, con esas diferentes visiones que se tienen por regiones. Promover esa riqueza a través de esos jóvenes españoles que van por el mundo realizando proyectos. Fruto de este contexto social internacional que vivimos, hay mucha gente que está explorando por todos los lados y que tiene mucho que contar. Queremos ser fieles a ser una ventana para mostrar esas visiones de autores españoles en el mundo. Asimismo, queremos transmitir al público alemán que hay cine más allá de Almodóvar, hacerles tomar consciencia de que hay mucha gente que hace muy buen cine."

Un comentario para aquéllos que dice sin muchos miramientos "a mi es que el cine español no me gusta": "Hay mucha gente que piensa que el único buen cine es el de Hollywood, pero el cine es una visión de tu cultura, de tu realidad social. En la historia del cine español ha habido directores para todos los gustos, que han retratado esa realidad de muchas maneras. Sea como sea, en España hay mucho talento, es un país que sabe contar muy buenas historias y no tiene que tener ningún complejo, de hecho, cada vez está ganando reconocimiento internacional. España es un país en constante crisis identitaria pero, aunque no sepamos definir qué es exactamente, lo cierto es que hay algo en común: mucho ingenio para contar historias."

Así que, como ven, todo es cuestión de enfoque, como reza el eslogan del festival. Vayan al cine, permítanse abrir las miras un poquito, conozcan qué se cuece por allí abajo, que Santiago y su gran equipo del SFFB se lo están sirviendo en bandeja.

>>> AQUÍ TIENEN TODA LA PROGRAMACIÓN<<<

 

Muy Suya,

Frau Dulenta

 

 

Su voto: Nada Promedio: 10 (1 vote)
 

Comentarios

¡¡10 euros!!

¡¡10 euros!!

Organizar un evento cuesta dinero!!

El festival tiene buena pinta. Aunque algunos sigueb pensando que todo debe ser gratis por amor al arte.

Gratis

... es nuestra palabra favorita. ¡Saludos!

Sí lo es!

Sí gratis! todo gratis!