Curso de verano con Heleno Saña

Imagen de Juanma

Hola amig@s,

el Mundial de fútbol de Brasil ya es, por fin, historia. El insufrible espectáculo organizado por la mafia de la FIFA, con sede en Suiza (como los ahorros de Bárcenas y unos cuantos más), ha pasado dejando tras de sí tierra quemada en cuestiones de democracia y Derechos Humanos en el país americano. 

Mientras alguno insiste en remover los rescoldos del espectáculo, los pasillos de la Escuela Superior de Berlinología se han quedado prácticamente desiertos, pese a los chocheos futboleros del profesor Schopinaua. Y aprovechando ese transitorio vacío estival de poder, yo, Juanma Inhiesta Pardo, eterno becario de Berlunes, he aprovechado para meterme en los despachos del decanato, okupar el Aula Magna y organizar un curso de verano muy guapo.

Cursos de verano hay muchos y diversos. Están, por ejemplo, los de la Fundación FAES y sus subvencionados neoconservadurismo y neoliberalismo. Aunque atendiendo a sus conferenciantes, los de la FAES parecen más festivales del humor que cursos académicos serios. Dale al play Choped:

¿¿¿Cómo eshhhtán ushhhtedddeeessssshhhh???

BIEEENNNNNN!!!!

Este curso de verano de Berlunes no tiene nada que ver con los de la FAES por dos simples razones: no estamos embuchados con dinero público e invitamos a personajes bien críticos con el neoliberalismo y el neoconservadurismo cerriles, intransigentes y dominantes. Nuestro invitado de hoy es Heleno Saña, escritor, librepensador, libertario y miembro de la primera generación inmigrante española en Alemania, entre otras muchas cosas.

Heleno Saña vive en Alemania desde 1959. Recientemente estuvo en España, donde le hicieron la siguiente entrevista, que os servirá para conocer su figura un poco más: 

Y ya sin más dilación, vamos con la conferencia que funcionará de la siguiente manera: Heleno abordará temas bien interesantes como la evolución de Alemania desde la II Guerra Mundial, la inmigración o la Unión Europea tras recibir una serie de preguntas que sirvan de separadores temáticos en su exposición. A partir de ahora, callad un rato y escuchad; y tú el primero Shopenhaua, que te gusta hablar más que a un tonto un caramelo.

Hola Heleno, bienvenido a este curso y gracias por aceptar la invitación. Cuéntanos, ¿cómo ha sido y cómo es tu relación con Alemania y con Berlín?

Lo primero que debo aclarar es que yo no vine a Alemania por motivos de trabajo o porque el país me interesase, sino por amor a la mujer alemana a la que conocí en Madrid en 1958 y que poco meses después de llegar a Alemania, en abril de 1959, se convirtió en mi esposa. Con ella tuve la dicha de compartir 53 años de mi vida hasta su fallecimiento hace dos años. Debo subrayar también que sin ella y sin su amor por mi, difícilmente hubiera podido soportar los aspectos desagradables del país, que son muchos, como he señalado extensamente en mis libros de habla alemana.

Berlín es una ciudad que me resulta antipática, como otras metrópolis del país. Si he estado en ella muchas veces, ha sido por motivos profesionales, no por gusto. Fue construida para que por sus anchas avenidas pudiera desfilar el ejército prusiano. El restablecimiento de Berlín como capital de la República Federal de Alemania tras la reunificación del país fue con el objetivo imperialista de facilitar la influencia y la expansión en la Europa del Este, como dije en un debate de televisión en una sala del Bundestag y ante la presencia del primer ministro de Berlín-Brandeburgo y del cardenal de Berlín.

Si no nos equivocamos, tú vives en Fráncfort, la capital financiera de Alemania. ¿Cómo es la vida de un escritor y un intelectual como tú en una ciudad como ésa?

No vivo en Fráncfort, sino en Darmstadt, que está a 25 kilómetros de lo que tú llamas, con razón, la capital financiera de Alemania y parte de Europa. Tampoco es una ciudad de mi agrado, y cuando pongo mis pies en ella, es por motivos funcionales. Mi vida cotidiana consiste en pasar la mayor parte de las horas del día leyendo y escribiendo en mi cuarto de trabajo, que es mi celda de monje. Vivo muy retirado y con una vida social exigua, hundido en mis pensamientos y en el recuerdo de mi mujer, mi familia y de mis amigos de España.

Llevas viviendo en Alemania desde 1959. ¿Cómo ha sido la evolución que has visto de este país?, ¿ha ido a peor, a mejor o es igual que cuando llegaste?

Yo diría que lo que ha cambiado realmente ha sido la situación histórica y no los alemanes como tales. O como dijo el general De Gaulle al primer ministro británico Harold Wilson en junio de 1967, “los alemanes permanecerán siempre alemanes”. Ha habido cambios generacionales, cambios institucionales, cambios estructurales y de lenguaje. Pero no creo que los alemanes de hoy sean en esencia muy distintos de lo que fueron en otras épocas.

Lo único que ha cambiado es que los millones de alemanes que vitoreraron a Hitler y convirtieron Europa en un baño de sangre han dejado de vivir. Pero creo que lo que en el mundo anglosajón se llama el “Ugly German” sigue perviviendo y cultivando de nuevo la voluntad de poder, aunque ahora, por razones obvias, sus armas no sean los tanques ni las bombas, sino la economía.

Entonces, ¿consideras que el euro y la Unión Europea son instrumentos del expansionismo de Alemania? ¿No crees que la UE ha sido un proyecto que ha traído cosas buenas?

Por lo que respecta a la primera pregunta, sin duda. Decir lo contrario es confundir la verdad con lo que afirma el Gobierno de Berlín y sus diversos aparatos de propaganda. Cuando todavía no estaba de moda criticar a la Unión Europea, publiqué en 1993 un libro titulado “Die Lüge Europa” (“La mentira de Europa”). Y lo que dije entonces vale igual o tanto más para la Europa de 2014. La Unión Europea ha sido desde sus orígenes una agresión alemana, al servicio de Alemania, y en detrimento de los demás países miembros, los del sur sobre todo. Ante este hecho fundamental, ¿qué puede haber de bueno en la Unión Europea?

Me importa subrayar en este contexto que mi crítica acerva hacia la Unión Europea no significa en modo alguno que yo sea antieuropeo y contrario a la unidad del Viejo Continente. Precisamente porque me siento europeo, no puedo identificarme con este engendro burocrático, autoritario y parasitario de Bruselas, teledirigido por el Cuarto Imperio desde Berlín.

Afirmas que el eje francoalemán es una farsa, ¿nos podrías explicar por qué?

Simplemente porque es un camelo retórico, ideado por los alemanes para satisfacer la vanidad y la grandeur francesa. Quien ha cortado el bacalao desde el principio ha sido Alemania y el papel de Francia ha sido el de ir a remolque de Berlín y hacer de tripas corazón.

¿Crees que el expansionismo y la dominación de su entorno son características intrínsecas a la esencia del pueblo alemán?

Y ahí está la historia como testimonio irrecusable de este rasgo de carácter por el que preguntas. Siempre que se han considerado fuertes, los alemanes se han lanzado contra otros pueblos. Limitándonos al último siglo y medio, Alemania ha desencadenado tres guerras: la franco-prusiana de 1870, y las dos Guerras Mundiales. Sin olvidar su intervención armada en nuestra Guerra Civil. Rastreros cuando son débiles, se convierten en fieras salvajes cuando se creen superiores a los demás. El Holocausto contra el pueblo judío como ejemplo paradigmático de esta bestialidad.

No casualmente dijo Winston Churchill de ellos, que a los alemanes si les tiene a los pies o en la garganta. En conjunto, el balance histórico de este desdichado pueblo ha sido negativo, razón por la cual en el fondo padecen de un complejo de inferioridad que les impulsa una y otra vez a repetir los mismos errores como expliqué en mi libro “Die verklemmte Nation” (“La nación acomplejada”). Unamuno dijo de ellos, con perfecta razón, que eran la reencarnación del resentimiento histórico. Federico Nietzsche, que los despreciaba y los llama el “Täusche-Volk” (o nación engañosa), dijo que Alemania hizo siempre lo que no hubiera tenido que hacer. Un veredicto que sigue siendo tan actual como cuando fue emitido.

Se habla mucho de la relativa buena situación económica de Alemania, pero no tanto de las creciente desigualdad y precariedad social que sufre parte de la población del país. ¿Hacia dónde va Alemania?

En mi modesta opinión, nada sustancial cambiará a corto y medio plazo. La entrada del Partido Socialdemócrata en el Gobierno de la señora Merkel más bien contribuirá a estabilizar la injusticia reinante y la dictadura de facto que el gran capitán ejerce sobre la nación.

En Alemania de postguerra no ha habido ni una huelga general...¿hasta qué punto ejemplifica ese dato la esencia de la actual Alemania?

También aquí has puesto el dedo en la llaga. El alemán medio sigue siendo más siervo que ciudadano emancipado, y es instintivamente más proclive a obedecer a los que mandan que a rebelarse contra ellos. De ahí la casi nula tradición contestataria de este pueblo visceralmente conformista.

¿Qué opinión te merecía la República Democrática Alemana, tú que viviste la división del país? ¿Era tan mala como nos la pintan hoy o tenía algunas cosas buenas?

Aunque muchos alemanes de la Europa oriental no se hayan reconciliado con el capitalismo salvaje de la Alemania occidental y echen de menos la seguridad material y social de que gozaban bajo el régimen comunista, no hay que olvidar que la llamada República Democrática Alemana era un régimen totalitario basado en la obediencia y la policía política.

Dicho esto, añadiré que estuve muchas veces en la Alemania oriental y lo primero que pude constatar fue que la gente era menos materialista y socialmente más sensible que la población de la Alemania occidental. 

Una de las palabras favoritas de Angela Merkel es productividad. ¿Por qué crees que le gusta tanto esa palabra?

Porque es el concepto archiburgués por excelencia que refleja la verdadera personalidad de esa señora, compuesta por la ambición de poder. Este es el motivo por el que es insensible a otros valores, entre otros la cultura del reposo, la distensión y la contemplación que, según los antiguos, era y es la fuente de la felicidad.

Tú ya afirmabas en el año 1991 que el capitalismo se iba a hundir como se hundió el Imperio Romano o el feudalismo. ¿Crees que esta crisis que está viviendo en la actualidad es la última de esa crisis sistémica constante?

No recuerdo el contexto en que dije eso, pero no me cabe la menor duda de que el imperio capitalista pasará a mejor vida un día más o menos lejano. Lo que no se puede prever es la fecha exacta de su defunción. Pero es evidente que a pesar del inmenso poder que detenta el sistema, no es dueño de sí mismo y rueda hacia el abismo. Un sistema que solo tiene capacidad para hacer el mal está irreversiblemente condenado a morir.

Como hemos visto al principio de la charla, hace poco estuviste en Madrid, ¿cómo ves España desde la distancia? Hemos estado viendo un resurgir de los movimientos sociales, de nuevos partidos como Podemos, ¿habrá un levantamiento popular o seguirá el país hundido en el estoicismo y esperando lo que tenga que venir?

Veo a España con dolor y preocupación. Vivo los problemas del país como estuviera dentro. Las protestas de todo tipo contra el desgobierno del PP crecen y son cada vez más intensas. Pero están lejos de tener la fuerza necesaria para poner fin a los graves problemas económicos, sociales y políticos a los que se enfrenta el país. De ahí que el estado de ánimo de quienes protagonizan el proceso de resistencia oscile entre la voluntad de resistencia y la desmoralización.

En un país con unos índices de paro y pobreza se dan las condiciones objetivas necesarias para un levantamiento general contra este estado de cosas. Pero la militancia oposicional no está todavía preparada para el asalto final. Entre otras cosas, por la falta de unidad.

¿Qué opinión te merece el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy?

Hace años coincidí con él en el debate de televisión La Clave, programa dirigido por mi viejo y estimado amigo José Luis Balbín (a quien por cierto tuve la oportunidad de abrazar en mi reciente viaje a la capital). Si alguien me hubiera dicho que aquel señor iba a ser un día jefe de Gobierno, lo hubiera tomado como un chiste o como una tomadura de pelo.  

Rajoy carece de los atributos necesarios para dirigir los destinos de España. Tanto más en un momento histórico tan grave como el que está viviendo el país. Es un politicastro de segunda o tercera categoría al servicio no del bien común, como debería de ser, sino al servicio del gran capital nacional y extranjero, y en detrimento de la clase trabajadora y demás sectores humildes de la población.

Lamentablemente no hemos encontrado ese programa de La Clave en el archivo de la Escuela Superior de Berlinología, pero éste capítulo tampoco está nada mal. Además, sale nuestro invitado de hoy. La Sexta Noche le debe mucho a estos. A ver quién se lo ve entero.

Tú naciste en Barcelona...¿cómo ves el actual proceso soberanista catalán?

Lo sigo con creciente tristeza y preocupación. No sé sinceramente si se trata de una maniobra de Convergència i Unió y la burguesía catalana para tapar los inmensos problemas socioeconómicos de Catalunya. Lo único que para mi está claro es que el factor central de lo que está ocurriendo es el nacionalismo de vía estrecha de odio a España y que late en corazón del señor Mas y de toda la gente que le sigue. Y como dice el refrán, el odio ciega.

Yo soy universalista o cosmopolista, como decían los estoicos. Ya por esta razón no puedo compartir el intento de que Catalunya se separe de España y forme un rancho aparte. Tarradellas, a quien tuve el privilegio de tratar en la fase final de su vida, era tan catalán como Mas y compañía, pero no era separatista. Y ese es también mi caso personal. Por lo demás, y como dije hace poco en una entrevista, haber nacido en Catalunya no es ningún mérito, sino un producto del azar.

Supongo que estarás enterado de la cantidad de españoles que están llegando a Berlín y Alemania en busca de trabajo y oportunidades. ¿Crees que Alemania puede solucionar el problema del paro en España?

De ningún modo. Ya la mitad de los compatriotas tiene que volverse sin haber conseguido su propósito. La economía alemana crece a un ritmo muy modesto y tiene al 7% de la población activo en paro. Por tanto, la cantidad de trabajadores extranjeros que puede absorber es mínima. Es al Gobierno español al que le toca resolver este ingente problema.

Tú vienes de la tradición anarcosindicalista, un movimiento que en España tuvo una fuerza extraordinaria en los años 30 y durante la misma Guerra Civil. Ahora que acabas de volver de España, ¿hasta qué punto te parece utópico recuperar parte de esa tradición libertaria?

No me gusta hacer de profeta, pero sí creo que las nuevas iniciativas y movimientos sociales podrías contribuir en el futuro al renacimiento de las ideas libertarias de nuestro pueblo. De hecho, los actos de protesta y resistencia habidos en los últimos años tienen más afinidad con los métodos espontáneos y autogestionarios de la vieja militancia libertaria que con el verticalismio y burocratismo organizativo de los partidos comunistas y socialistas.

Hablando de comunistas, tuvimos la oportunidad de entrevistar a Santiago Carrillo antes de su muerte. Tú has calificado al Partido Comunista de traidor de la clase trabajadora española. ¿Qué opinas de la figura de Carrillo?

Al oír ya su nombre, se me revuelven las tripas. No tengo por ello ganas de hablar de un individuo que fue responsable directo o indirecto de muchas de las atrocidades cometidas durante la Guerra Civil en ambos bandos. Lo que pienso de su trayectoria política lo dije estando él vida en mis libros “La Internacional Comunista” y “La revolución libertaria”, y que yo sepa no hubo réplica por su parte.

Dices que la nostalgia de España te ha dado la fuerza para escribir tus libros...¿crees que el paraíso está siempre en otra parte?

A veces sí, y otras veces no. Por lo que a mi respecta, desde el primer momento de mi encuentro con Gisela, mi esposa, en Madrid, supe que ella significaba para mi lo que llamáis el paraíso y que en mi propia terminología yo denomino lo absoluto o lo infinito. No fue solo la nostalgia de España lo que me dio la fuerza para escribir mis libros, sino también el aliento y el apoyo que recibí de ella, y su fe inquebrantable en mi obra.

No exagero si digo que lo mucho o poco que soy, se lo debo fundamentalmente a ella. No reconocerlo sería un acto imperdonable de ingratitud. Los hombres nacen dos veces: primero, del vientre de la madre, y después de lo que reciben de la esposa que eligen.

Has escrito docenas de libros en alemán. ¿Cómo es eso de escribir en alemán? ¿Te tienen que corregir los texto Muttersprachler?

No he escrito docenas de libros en alemán, sino únicamente diecisiete, que ya son bastantes. En una lengua tan difícil y tan distinta a la nuestra, significó un desafío. Pero no menos inmensa fue la dicha de haberlo logrado. Con el tiempo, me acostumbré a pensar y a escribir tanto en castellano como en alemán. Gisela corregía las faltas gramaticales que yo inevitablemente cometía, pero la sintaxis, la construcción de las frases y el proceso creador de que escribía era cosa mía. En todo caso, no hubo ningún editor ni ningún crítico que tuviera algo que objetar a mi prosa en alemán.

Tú haces referencias a los valores del cristianismo como valores que servirían para hacer de este mundo un sitio mejor. ¿Cómo ves al nuevo Papa? ¿Crees que es cristiano pese a ser el líder de la Iglesia Católica?

Es pronto para emitir juicios definitivos sobre su personalidad y su manera de hablar, pero a juzgar por su conducta desde su investidura como Papa creo que representa un salto hacia delante en comparación al conservadurismo del Papa polaco y el Papa alemán que le precedieron. Su sencillez, su crítica a la injusticias reinantes en el mundo y sus tomas de posición a favor de los pobres y condenados de las tierra, por ejemplo en Lampedusa, hablan a su favor. Si es cristiano, no es a mi a quien le toca decidirlo.

¿Crees que en este momento Europa está más cerca que nunca de una guerra desde 1945?

No lo creo en absoluto, aunque cada uno de los bandos se vaya de la lengua y contribuya con ello a crear un clima de tensión, incertidumbre y miedo. A fin de cuentas, Rusia tiene la sartén por el mango, y los primeros en saberlo son el presidente norteamericano y la canciller alemana a pesar de sus amenazas y sus represalias. Ucrania se ha convertido en un conflicto muy grave, pero no creo que aboque a una Tercera Guerra Mundial.

¿Eres optimista respecto al futuro de la humanidad?

Ser optimista ante la situación agónica que atraviesa el mundo me parecería un acto de irresponsabilidad rayano en la frivolidad y el cinismo. Pero eso no me impide tener la esperanza de que la humanidad movilice más tarde o más temprano su instinto de conservación y su capacidad de resistencia para poner fin de una vez por todas al sistema que está llevando al planeta al borde del abismo.

Muchas gracias Heleno por tu sólida y reposada conferencia. 

Se abre ahora el turno de ruegos, críticas y preguntas. Aquí no somos como en la FAES, donde sólo van palmeros del régimen y no hay debate.

Y si no hay ningún tipo de dudas, críticas y preguntas, podéis salir de este Aula Magna de forma ordenada y libertaria al ritmo de esta bonita canción.

Su voto: Nada Promedio: 7.4 (15 votos)
 

Comentarios

Aunque se agradece la

Aunque se agradece la intención, si lo que hay para oponerse al "neoliberalismo y el neoconservadurismo cerriles, intransigentes y dominantes" son intelectuales como este señor, entonces el neoconservadurismo no tiene nada que temer. Sin haber leído nada suyo, y atendiendo solo a esta entrevista, parece que todo su pensamiento se basa mas en prejuicios, dogmas y fobias que en argumentos razonados (y razonables). Pero vamos por partes:
- "Berlín es una ciudad que me resulta antipática" O sea que no le gusta. Por que? Por que no. Por que tiene avenidas anchas, que como todo el mundo sabe solo se hacen para que los ejércitos desfilen mejor, no porque el desarrollo urbano en el sigo dieciocho fuese en esa dirección, o porque sean mas cómodas. No. Por los ejércitos. Y claro, volver a elegirla como capital es un síntoma inequívoco de imperialismo hacia el este. No por su historia o como símbolo de la reunificacion. Que va.
- "La Unión Europea ha sido desde sus orígenes una agresión alemana, al servicio de Alemania, y en detrimento de los demás países miembros, los del sur sobre todo" De nuevo parece ignorar hechos históricos básicos, como que la CEE se estableció en el 57, cuando el poder internacional de Alemania era mas bien poco, y fue un proyecto cuyo uno de sus objetivos fundamentales era el conseguir por fin la paz y estabilidad en Europa (lo cual ha conseguido). Lo de que va en detrimento de los países del sur parece el típico lloriqueo de que malos son los de fuera, cuando en realidad los países del sur tienen casi todas las culpas de lo que les ha pasado. Pero siempre es mas fácil culpar a los de fuera.
- El atribuir como rasgo alemán el "expansionismo y la dominación de su entorno" me parece caer en tópicos lamentables. En este sentido Alemania no es muy distinto a cualquier país que es o ha sido fuerte. "Rastreros cuando son débiles, se convierten en fieras salvajes cuando se creen superiores a los demás" Topicazo, me parece muy poco serio. De nuevo ignora que el sentimiento de superioridad y dominación es algo muy común que surge cuando un país se convierte en el mas poderoso de su entorno. Y ejemplos hay multitud en la historia.
- "no me cabe la menor duda de que el imperio capitalista pasará a mejor vida un día más o menos lejano","Un sistema que solo tiene capacidad para hacer el mal está irreversiblemente condenado a morir" Mas allá de la discusión del capitalismo como mejor o peor sistema, lo cierto es que goza de muy buena salud, por lo que pronosticar su defunción no es mas que un ejercicio de "whishful thinking", como dicen los americanos. Y pensar que solo tiene capacidad para hacer el mal es de nuevo otra muestra de prejuicios y dogmatismo.
- "Ser optimista ante la situación agónica que atraviesa el mundo me parecería un acto de irresponsabilidad rayano en la frivolidad y el cinismo" Frase típica de señor mayor, sin argumento ni fundamento. El "todo tiempo pasado fue mejor" es de nuevo un topicazo que no se sostiene por si mismo, y creo que dice mas del autor que del mundo. El mundo, con todos sus defectos y problemas (que son muchos) no vive ninguna situación agónica. No según los datos objetivos. Pero supongo que cuando uno esta al final de su vida le parece que todo va a peor. Es parte del hacerse mayor. Pero una persona que se considera intelectual no debería caer en ese tipo de reflexión de todo a cien sin argumentarla un mínimo.

Y no sigo que me aburro.

MrKurtz, aquí el único

MrKurtz, aquí el único descrépito eres tú. Das la impresión de ser tu "un viejo preso de su cuerpo joven"...
Hostias. Siento empezar así pero tus comentarios me han quitado la calma. Deberías mostrar respeto por un "pensador", del que no te has molestado ni en conocerlo. Aún desde mi discrepancia con Heleno Saña, siempre se le agradecerá su "initación a la reflexión". Vuelves a leer la entrevista (algo floja, es verdad. La entrevista del vídeo es más "didática") y luego hable. Gracias y comprenda mis primeras palabras a Vd.

Uno, para comprender sus

Uno, para comprender sus palabras primero debería usted escribirlas correctamente y segundo (y mas importante) acompañarlas de argumentos. Si no está de acuerdo con mis opiniones puede intentar rebatirlas, pero eso no es lo que ha hecho usted en su comentario. La entrevista la he leído perfectamente y mantengo mi opinión sobre las respuestas.

Aprovecho para pedir disculpas por la errata del origen de las anchas avenidas de Berlín, que como bien dice Atecto es del siglo XIX, y no del XVIII como había puesto yo (pensando en el XIX, pero no es excusa).

Qué decepción el señor

Qué decepción el señor Heleno. Más de cincuenta años aquí y no hace más que repetir exactamente los mismos tópicos que los indocumentados de mi pueblo que nunca han pisado Alemania.

Por partes:

Fue construida para que por sus anchas avenidas desfilara el ejército prusiano. Aparte de que la configuración actual esté principalmente influenciada por el Plan Hobrecht de mediados del XIX, bajo el cual se abrieron calles y superficies por cuestiones higiénicas, ¿qué capital de país no está también concebida para dar escenario a este tipo de desfiles? Por supuesto que el señor Sana está en su derecho de parecerle antipática la ciudad, pero la razón que esgrime no me parece convincente.

Los alemanes son así. Esto me parece grave porque denota un racismo bastante asqueroso. Creo que está bastante demostrado (por ej. el célebre experimento de Stanford o los casos de torturas de irakíes por parte de soldados norteamericanos) que cualquier persona, bajo las circunstancias adecuadas, puede actuar como el peor monstruo. Psst, los alemanes, los españoles, los peruanos y el resto del mundo somos iguales. La violencia y los genocidios se han dado a lo largo de la historia en todas las culturas. Creo que es necesario que tengamos esto en mente y no creamos que no podamos ser nosotros mismos mañana los verdugos.

Expansionismo y dominación de su entorno ¿En serio? ¿Es necesario recordar el papel de España (y Portugal, Holanda Reino Unido) en América? Y ya que hablamos de Reino Unido, ¿qué pasa con sus colonias innumerables alrededor del mundo? O el genocidio armenio de principios de siglo y un lamentablemente largo etcétera más. Sí, Alemania causó todas esas guerras, al igual que cada nación en un contexto histórico determinado intentando imponer su hegemonía.

En Alemania no ha habido una huelga general desde la posguerra, el alemán es proclive a obedecer. A mí a bote pronto se me viene a la cabeza el 17 de Junio del 53; que vale, fue en la RDA y era contra comunistas, pero ¿aquellos levantamientos no computan como huelga? ¿Y qué me dicen del 68, de las protestas contra el Vietnam? ¿Qué estábamos haciendo los españolitos por aquel entonces? Ah sí, corriendo tras las guiris suecas por la playa... ¿Por qué no arde actualmente España con la que está cayendo, ya que somos al parecer tan desobedientes y revolucionarios? Más tarde el señor Saña hace la misma observación, con lo que concluyo que para él tampoco somos los españoles muy distintos a los alemanes en este aspecto.

Por otro lado estoy de acuerdo en su opinión sobre la finalidad de la actual Europa, que me parece bastante evidente, y lo que dice acerca de Merkel y Rajoy. Europa está hecha para que Alemania pueda vender más lavadoras y buques de guerra a sus vecinos del sur pagando menos impuestos, lo cual es muy práctico. Lo que deberíamos plantearnos es si plantarle cara a Merkel o seguir bajando la cabeza y aplicando las políticas de recorte que se muestran absolutamente nefastas.

Estos comentarios no son más que la enésima muestra de esta especie de resentimiento de acomplejado que oigo a todas horas; que si los alemanes tal, los españoles cual; siempre tratando de delimitar y categorizar el territorio. Creo que habría que intentar ser un poco más abiertos y comprender la realidad sin recurrir contínuamente a los consabidos tópicos.

Atecto, Atecto, no seas tan

Atecto, Atecto, no seas tan ingenuo:

"...se abrieron calles y superficies por cuestiones higiénicas...". Bueno, pero, leamos: http://www.taz.de/!98279/ . Mira por donde, también con el Eixample de Barcelona se tuvo esa bondadosa intención. Tal vez Pierre Vilar te ayude a entender la historia --al menos la más cercana para Vd.--

En la entrevista del vídeo se habla más claro que con Juanma. Oirás algunas reflexiones sobre el imperialismo-expansionismo alemán (actuales, que deberían ser de actualidad): Yugoslavia, UKraína, Unión Europea... Y con ésto hay ya tema para "hablar". Y eso que no le digo "planes ocultos-oscuros" para que Vd., ser humano sin prejuicios-acomplajamientos-etc., no se corte hablando con Uno.
También en el vídeo-entrevista, expresa mejor cómo se debe actuar, según Él claro está.

Respecto a el "...parecerle antipática la ciudad...". A mi me parece que no le entiende. Pienso que no es "nihilista", pero las megalópolis aborrece. Mira por dónde, hasta "ahora", ésto era del "ser" aleman. Personalmente Berlín me debería gustar muuuucho porque fué una ciudad donde se gestaron "conspiraciones" (con el más profundo sentido: artísticas, científicas, políticas, filosóficas). Hasta el del bigote se llevó un susto, pero fallaron (lástima, no?). Por esto el la odiaba, aunque la hizo capital.

http://www.mundodesconocido.e

http://www.mundodesconocido.es/las-mentiras-sobre-el-avion-derribado-mh1...
http://elespiadigital.com/index.php/noticias/historico-de-noticias/6181-...

...

Ayer en la Demo-Berlin de los Palestinos, me quedé con algo que "gritaban": "....Y Merkel financia..."

Imagen de Juanma

Eruditos

Me encanta que os aticéis entre vosotros con vuestra profunda erudición y vuestros saberes extremos a raíz de una floja entrevista ésta. Soy tan flojo como mi voluntad.

Y ahora a circular, que el curso de verano ya ha acabado. Saquen sus egos de este Aula Magna okupada y airéenlos un poco, que falta os hace.

Me recordáis a ESTO:

Nada vuestro,

el becario de Berlunes.

Sí, qué gracioso es usted.

Sí, qué gracioso es usted. Pues que sepa que a su próxima clase solo asistirá Uno. Verá qué bien se lo pasan. Enga.

Imagen de Juanma

Gracias por el comentario...

...catecto.

No me trates de usted que soy el becario, cojones.

Si no vienes más, lo celebraré con un par de Sternburgs, klein.

Bitte schön.

Juanmita

Juanma, te imaginaba con

Juanma, te imaginaba con mejor "humor".

Uno no quiere ser "erudito", quiere ser "pensador como uno". Y llamadme "publicano", que no "republicano". Hablo "solo" pero no me gusta el "dos", si no "respeta" al "1". A Heleno Saña no le conozco personalmente, pero tengo un amigo de un pueblo de Barcelona que tiempos atrás le invitó a hablar en "un lugar de libertad", que se tiene en el pueblo. Bueno. Si él me dice que HS es "interesante", le creo y eso que mi amigo algo me conoce y sabe que en mucho discrepo con HS.
Y sólo me pertubé un poco (un poquito, poquito. Sólo una puntita), pero no quiero estar tan cuerdo (i.e., superficial) y estoy harto de tomar medicaaación. Besitos.

vaya panda de gilipollas

"El insufrible espectáculo"...claro, no es un concierto de Love of Lesbian mientras les haces fotos con tu Iphone...como todos los mierdas que escriben en esta puta mierda de blog, no eres más que un amargado que se cree con la verdad absoluta. Y para los alemanes sois mierda. ASQUEROSA MIERDA DEL SUR DE EUROPA.

Y después de presentarte,

Y después de presentarte, cuando vas a escribir tu opinión?

Cómo nos mienten!!! Qué nos

Qué conocen de Berlin?

Qué conocen de Berlin? (!)

http://tu.tv/videos/ciudades-bajo-tierra-berlin

Todos mis respetos !

Una gran entrevista ! Muchas gracias ! Heleno Sana simplemente un hombre irrepetible !

A LAS BARRICADAS !

Txema