Dis is de Espanis Jolibud bulevar

Imagen de Checkpoint Albert

Se cumplen 25 años de cineastas españoles chupándosela mutuamente. O lo que es lo mismo, el 25 aniversario de la Academia del Cine Español. Y lo celebran como solo lo sabe celebrar el audiovisual español: por un lado emulando a los americanos y, por el otro, asegurándose de que las futuras generaciones no sean más importantes que ellos. 

Comenzamos por el evento del día 27 de junio en Madrid, día en el que se inaugura la Calle de Las Estrellas o, lo que es lo mismo, la culminación de un gasto desorbitado en forma de granito y mármol blanco con las caras de directores, actores y actrices. Los elegidos los podeis ver aquí. No voy a hacer comentarios sobre los que están y los que no están. Aunque si me dejaran, utilizaría el parietal de Esperanza Aguirre para reventar unas cuantas cabezas de mármol y le haría justicia a Vicente Aranda o a Montxo Armendáriz.

Como dato curioso, el proyecto ha sido patrocinado por Loterías y Apuestas del Estado. Había que sacar partido a los bombos de la lotería de navidad, así que metieron en uno los nombres y en otro los presupuestos. Los nombres ya se han visto y los presupuestos, para mantener la paz, no. 

Pero claro, semejante homenaje puede verse en peligro por los nuevos talentos, aun cuando ya es difícil conseguir llevar a cabo un proyecto cinematográfico en condiciones en España. Enrique González Macho, como nuevo presidente de la Academia del Cine Español, ha decidido que los niños menores de 16 años no podrán optar a recibir el Premio Goya (que por cierto, a mi me recuerda más a Beethoven que al propio Goya), sea cual sea su categoría.

Según los psicólogos de la Academia (los mismos de Gran Hermano), esta medida es una protección para los menores ya que el premio podría alterar sus rutinas y la presión de los medios tendría efectos nocivos para su desarrollo. Esto es,  "te dejamos actuar en películas de temática adulta, pero no mires al Goya a los ojos o acabaras de colaborador en Salvame o La Noria con una hipoteca a 45 años". Amenazas del siglo XXI: hipoteca y Tele 5.

No hace falta ser estudiosos del comportamiento humano para ver la razón de esto. Muchos actores que llevan años delante de la cámara aburriéndonos con sus personajes de mierda, tienen miedo de que venga un yogurín talentoso y con naturalidad que se lleve su ansiada mamada.

Su voto: Nada Promedio: 8.2 (13 votos)
 

Comentarios

Imagen de Checkpoint Albert

David Trueba en El Pais

Conocí a un actor eminente que al rodar con un niño de increíble talento natural vio el peligro de quedar deslucido y por debajo de la mesa le daba patadas, le pisaba y le cambiaba el orden de las frases para que el chaval perdiera la concentración. ¿Quién se comportaba como el niño? No sé si esta decisión académica tiene algo de codazo para empujar a los niños fuera de plano. Pero el cine siempre fue un circo acogedor para niños, animales, marginados, ovejas negras, chalados y excéntricos. La gente con maduro raciocinio se decantaba por oficios más respetables.

Umbraleando un poco: ¡Yo he

Umbraleando un poco:
¡Yo he venido aquí a hablar de Berlín!

Acido, mordaz, critico y

Acido, mordaz, critico y valiente. Criticar al intocable elenco de artistillas del cine español sin apoyarse en la barra de un bar es algo pocas veces visto. Enhorabuena!