LA ESTACIÓN DE LAS LÁGRIMAS

Imagen de A. Shopenhaua

LA ESTACIÓN DE LAS LÁGRIMAS

por

Prof. Dr.-Ing. Rec. Nat. habil. Pol. Blog. A. Shopenhaua

 

Buenos días a todos, no me gusta que aparquen sus elefantes tuneados de ESO que llaman McCultura en la puerta de la universidad, lo defecan todo. La próxima clase no quiero ver ni uno, vienen en transporte público.

Ahora dejen de aplaudir, en el ámbito académico de Alemania se golpea con los nudillos en la mesa. (No es ni mejor ni peor, es diferente) 

Hoy voy a hablar del muro de Berlín. 

Ala Chopped que mainstream no?, no se venda usted a los garrulos del Meneame así, un respeto por los Balina que llevamos asistiendo fielmente a sus clases! 

Soy prof. Shopenhaua, no se tome confianzas delante de la muchedumbre. El día que dejen de hacerse ustedes los enteradillos les respetaré, les he dicho mil veces que no se obsesionen por pronunciar las “er” alemanas como “a”, les entenderan mucho mejor si dice “er” y ya está. Por cierto la Berlinale ha terminado, ya puede quitarse la acreditación, y, ENHORABUENA por su nueva chaqueta de cuero negro ajustada de entretiempo, ya parece usted una más de las doscientasmil MAINSTREAM que hay, es lo que pasa cuando se es una VELETA, me parecía usted más original con su abrigo michelín.

En Berlín había un muro que dividía la ciudad, aunque mejor dicho rodeaba por completo una parte de ella, la parte oeste. Esto se podía considerar pues un enclave de un país (República Federal Alemana) dentro de otro país (República Democrática Alemana), Alemania del este, LOS MALOS! (para que lo entiendan los catetos ESOs) .

 enclaves berlin

 

En realidad había más enclaves de Berlín occidental dentro de la DDR, como unos diez, el más famoso era uno llamado Steinstücken donde vivían unas 200 personas rodeadas de muro y de infierno obsesivo paranoico de la guerra fría. Tal vez algún día un Profesor en Fronteras que hay en España les quiere dar una clase al respecto.

 

Nosotros nos vamos a ir al trozo grande que también tenía lo suyo.

 

Berlín occidental estaba aislado de la DDR por un muro cerrado, pero había comunicación con su alma mater (Alemania Federal) por carretera, ferrocarril, aire y vía navegable para mercancías.

Para que lo entiendan:

Su amigo Josep el Kreuzberguero/Neuköllnero que no sale de su guarida mas que para ir al Späti a comprar cervezas y vuelta al mac a seguir creyendose alguien con el ilustrator, si hubiera vivido en Berlín en 1980 NO SE HABRÍA ENTERADO DE NADA. Esto es, había suministro de bienes (por llamarlo de alguna manera).

Durante un tiempo los Rusos cortaron todas las comunicaciones terrestres y esto dio lugar a un famoso y super denso puente aéreo (Luftbrücke) donde entre otras cosas traían cervezas, porros y bebida natur-bio-soy-gilipollas para que el amigo Josep el mac-ero tuviera vida. 

Básicamente había cuatro carreteras, una que llevaba a Hamburgo, otra que llevaba a Hannover, otra a Fráncfort y otra a Munich. Los coches/viajeros debían hacer el trayecto hasta la frontera de la DDR -unos 350km el más largo- sin abandonar la vía. Se podía parar a mear o a tomar un cafetito, lo justo y sin hablar con nadie, tal vez a comer un picnic en un área de descanso pero nada más, todo estaba controlado. En avión había tres pasillos aereos, y en vía navegable algunas rutas para los barquitos que traían bienes para Josep y algunos nihilistas más. Psst. Psst.

LOS NIHILISTAS PUEDEN HACER SU VIDA GRACIAS A QUE OTROS SE PREOCUPAN DEL SUMINISTRO DEL NIHILISMO.

En tren no se podía ir a ninguna rave de Brandenburg a tomar drogas y a contarle a la gente de allí lo cosmopayaso que es usted, pero se podía ir a Copenhague, Moscú, Praga, Viena y claro, a la República Federal Alemana.

Un trayecto funcionaba así: (usaremos otra persona porque hemos dicho que Josep el Kreuzköllnero no salía de su Kiez ni para comprar cera de pasta de montura de gafas, sí, de esas que cuando se las quitan parece que vaya a seguir la nariz también, pop.) Entonces, Joaquina de Wedding por ejemplo, se sacaba un billete para ir a Essen para hacer NADA (porque en Essen no hay nada que hacer). Entonces se pillaba el metro, se paraba en Friedichsstraße y se i...

Para, para, para, ahí te agarré Chop... Prof. Dr-Ing. y todo eso que sigue Shopenhaua. Yo ya llevo un tiempecito aquí y me he preocupado un poco de saber como va lo del muro, más que nada para NO FALLAR cuando mis visitas me preguntan. Por lo que tengo entendido, si estamos en Wedding que es Berlín Occidental (Parte francesa, mire cuanto se) y quieres ir a Friedichstraße tienes que atravesar el muro, PORQUE Friedichstraße estaba en Berlín oriental, en la De-De-Ar, Doitxe Democratisha Republic, Ost Berlin, Berlin Este, LOS MALOS!! verstehen Sie?. Por lo tanto NO VA TU HISTORIA.

Yo de verdad, ya no se cómo enseñarles a que tengan la bocaza cerrada cuando la ignorancia se agolpa en el dorso de sus dientes, DEJEN DE SACAR CONCLUSIONES, dejen de hacer el ridículo, busquen la excelencia, sean rigurosos o cállense, DENME PAZ CARAJO.

Joaquina de Wedding cogia la U6, se paraba en Friedichstraße y cogía su tren a Essen. Usted coge la U6 sin billete, le pillan, y por ser el más listo tiene que pagar 40 Euros.

Dentro de todo el jaleo del muro, tal vez el sitio con mayor concentración de movimiento y paranoia “guerro-friera” de la DDR fue la estación de Friedichstraße.

Friedichstraße era, y es, una estación de ferrocarril de Berlín que efectivamente estaba en el sector oriental, PERO ERA UTILIZADA POR AMBOS BERLINES.

 

Miren la transparencia y lo entenderán.

Un ciudadano de Berlín occidental podía moverse libremente por la estación e incluso hacer transbordos, por ejemplo, venir con la U6 y coger el S-Bahn Norte-sur. Para eso por ejemplo debería utilizar un pasillo (en el mapa “Verbindungsgang zur U-Bahn”) que apuesto a que ustedes no lo han utilizado NUNCA, este:

pasaje

Pues antes se debía utilizar SIEMPRE.

 

Oiga Prof. Schopenhauer, puedo hacerle una pregunta? reconozco mi ignorancia eh!

 

Si, adelante, pero es Shopenhaua, sin c y con a.

 

Pero usted ha dicho que las “er” debemos decirlas “er” y no “a”, y ahora...

 

Es mi nombre propio y es así, pregunte.

 

De acuerdo, entonces se podía atravesar Berlín oriental con el U-bahn, así por el subsuelo?

 

Definitivamente sí, y no solo con el U-bahn, sino también con el S-bahn, mire la transparencia.

ubahn 1980

La U6 y la U8 atravesaban Berlín, también lo hacían la S2 y la S3.

Es más, los tocacojones de Berlín oeste, cuando atravesaban Berlín este con el U-bahn, paraban en las paradas fantasmas (tapiadas, donde no bajaba ni subía nadie) para demostrar que no reconocían a la DDR. Tras algunas discusiones por esto decidieron que los metros circularan a una velocidad menor, como solución de compromiso. Esto podía beneficiar alguna fuga (gente corriendo que se enganchara al metro) y decidieron poner camas de pinchos bajo las vías por si acaso.

 

Aún así hubo una fuga en metro. Un trabajador de la BVG-ost (ost no significa oeste, sino todo lo lo contrario, ost=este, west=oeste) se fugó con familia y conocidos a través de las vías del metro. Utilizó un tunel de servicio (que todavía existe hoy) entre la U2 (metro del este) y la U8 (metro del oeste y de tránsito como ya hemos aclarado antes). Pues eso, los tipos se pararon en una parada que se llama Klosterstraße y fueron caminando por los túneles hasta Jannowitzbrücke.

Aquí tienen un plano del tunel que sigue la Littenstrasse y cruza el río.

berlin tunel

Tras desactivar algunos elementos de seguridad consiguieron llegar a la línea U8 y hacer parar un metro que les conduciría a la libertad.

Mientras tanto Friedichstraße seguía usándose como estación de ferrocarril de larga distancia y como estación de transbordos entre metro y S-bahn para ciudadanos occidentales. Había naturalmente una interzona donde se vendían cosas a los wessis (ciudadanos del Oeste), tipo dutty free, se llamaba intershop. Aquí tienen una de las pocas fotos que hay (a ver si se creen ustedes que era fácil tomar fotos ahí).

intershop

 

Friedichstraße También servía como puerta de entrada para visitantes y turistas que querían darse un paseito por la DDR (previo paso de la paranoica frontera claro).

 

grenz

 

grenzträn

 

También servía como puerta de salida, esto se hacía a través de un edificio de cristal que esta al lado de Friedichstraße que se llama Tränenpalast, palacio de las lágrimas, un forzado nombre que reflejaba la amargura de la despedida entre familiares y amigos separados por un muro de cristal de ignorantes y egoístas.

 

La clase ha terminado.

 

La tarea de la semana es que se den un paseo por las inmediaciones de Friedichstraße y traten de reconocer las zonas descritas en esta clase. Pongan cara de enterado/a cuando lo hagan, háganse el interesante con su cámara.

 

Muy suyo.

 

A. Shopenhaua

Su voto: Nada Promedio: 9.5 (16 votos)
 

Comentarios

La experiencia de mi profesor en las carreteras Berlín - RFA

Mi profesor de alemán cuando estudié en una academia hace unos cinco años era uno de esos melenudos zarrapastrosos que imagino poblaban Berlín Occidental allá por los años 80. Al parecer trabajaba en una editorial que editaba una revista, supongo que en "Hanf", una versión alemana de la revista "Cáñamo" que me acabo de inventar.

Además de trozos de muro y fotos con un martillo haciendo el paripé como si rompiera el muro, conserva de esa época una anécdota amarga. Él era (y es) de Bonn, y estaba volviendo en coche a Berlín con unos amigos después de pasar unos días con la familia, quizás degustando su plato favorito, un rollo de carne hipercalórico que le preparaba su Tante Nosequé. Había una niebla espesa sobre la carretera vallada que cruzaba territorio de la RDA, tan espesa que en un momento dado se perdieron, no estaban seguros de estar siguiendo la carretera, hasta que se encontraron de frente con un tanque soviético amenazante. Los detuvieron como sospechosos de espionaje y los interrogaron de mala manera durante ocho horas (los soviéticos no se debían andar con hostias).

Después de eso los dejaron continuar y cosecharon así una anécdota que poder contar y denunciar en su revistucha y contar a sus alumnos de alemán. Ahora lo cuenta riendo, pero seguro que en aquel momento se le pusieron los Eier por Kravatte.

PD: Muy interesante post, aunque muchas de esas cosas ya me las contaron cuando estuve en Berlín en un tour de esos de Berliner Unterwelten que hacen en Gesundbrunnen.

Imagen de A. Shopenhaua

SEGURAMENTE

La niebla no estaba fuera del coche sino en su interior.

Estarían cogiendo inspiración para escribir artículos.

Grenze

Enlace de El pais

Hola profesor,

Solo quería compartir este artículo que según mi experiencia personal refleja bastante bien la realidad en Berlin:

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Alemania/aspectos/considera...

Un saludo!

Imagen de A. Shopenhaua

GRACIAS

Muy interesante.

Positivo

Muy Suyo

A. Shopenhaua

Imagen de Montag

Anécdotas y aspirantes

Aunque no dudo que fuera super emocionante para ellos, personalmente me carga un poco la obsesión de los wessies y turistas varios por contar su anécdota personal sobre sus breves incursiones en la DDR y lo horrible y espeluznante de la experiencia, además siempre con frases y temas recurrentes: "era taaan gris", "la gente no se atrevía a hablar"...que sí, que la DDR era un sitio chungo, poco amistoso y de pocos colores, algo así como el Mordor pseudo-socialista, pero no sé, ayer estuve de paseo por algunos rincones del lejano oeste berlinés (no diré donde para no ofender a nadie) y no me pareció precisamente El Barrio de La Felicidad. Horreur! Uno más en la lista de "sitios donde NO vivir". 

"Berlin, ciudad de aspirantes", no podría definirlo mejor. Todavía me estoy recuperando del susto que tuve en intentar tomar un café en el Edelweiss un sábado de sol. Gott oh gott...dentro de nada exigen Dresscode.

Siempre a sus pies profesor, gracias por seguir ilustrándonos.