El fan alemán de Rubén Blades

Imagen de Frau Dulenta

Queridos/as berluneros/as. Aquí me tienen de nuevo. El motivo: un fan alemán de Rubén Blades. Así, como lo oyen. No saben el recelo con el que un fan puede querer proteger a su ídolo y lo que ha dado de sí tal acto de custodia. Fíjense cómo no habrá sido la cosa que hasta ha modificado el devenir del concurso “La canción de el/la emigrante 2.0”

Antes, contextualizaré un poco. Una práctica común en el Hip Hop (así como en la música electrónica y el R&B, entre otros) es samplear, es decir, tomar un pedacito de una canción (o un diálogo de película o cualquier otro sonido) y repetirlo o secuenciarlo y/o utilizarlo de base o soporte o complemento para otra creación. En su día, cuando esto empezó a ponerse de moda, allá por los 70, cuando comenzó la era digital, el sampleo sirvió de método para crear bases para temas de Rap entre otras cosas. Esta práctica se comenzó a hacer de forma cada vez más masiva hasta pasar al mainstream. Y lo que hasta entonces era una suerte de limbo donde existía un vacío legal, se convirtió en una fuente de pasta gansa y los autores comenzaron entonces a reclamar los derechos por el uso de sus temas. 

Ejemplos de uso de samples hay muchos… yo hoy me quedo con éste: 

En lo que respecta al concurso la situación no ha sido esa exactamente. Es decir, no hay pasta gansa de por medio, a eso me refiero. Pero el caso es que el tema “Todos vuelven” de Ytalo Bisso, uno de los participantes, utilizaba un sample de la canción de Rubén Blades del mismo nombre. 

El mencionado fan (o eso se me dijo) fue el que dio parte a la autoridad competente en materia de derechos de autor y ésta se puso en contacto conmigo. Por cierto, aún me queda por entender cómo esa persona dio con mi email PRIVADO si éste no figura como dirección de contacto en ningún lugar. Pero bueno, esa es otra historia… El caso es que se me instaba a retirar la canción del concurso porque violaba la ley y así procedí. 

Yo soy la persona al frente de la idea, concepto y desarrollo de este concurso. En lo que respecta a la ley soy respetuosa y la cumplo, independientemente de que en este caso concreto me parezca más o menos justa. Por lo que no paso es porque me den lecciones de qué es y qué no es crear, de qué se ajusta o qué no a las bases de un concurso que yo misma he alentado y que no tiene más pretensiones que animar a los/las creadores/as a enriquecer, como ya dije, el expatriado mundo sonoro. Todas las opiniones son respetables y, a su vez, todas y ninguna pueden estar en lo cierto. Yo tengo la mía pero ahora no toca exponerla aquí.

Lo que me toca es informar de que este hecho ha fomentado dos cosas:

1) Que Ytalo Bisso siga concursando como era su deseo (y el mío también) con el mismo tema pero esta vez sin el sample citado anteriormente. 

2) Que el plazo para las votaciones se amplíe hasta el 31 de mayo

Recuerden: la canción ganadora será la que más likes (corazones) obtenga en la página Soundcloud. AQUÍ tienen el enlace. ¡Les invito a que se deleiten con todas y cada una de las creaciones!

Su voto: Nada Promedio: 10 (2 votos)