Knut está muerto

Imagen de Juanma

Knut, el popular oso polar del zoo de Berlín, murió la semana pasada. Su cuerpo blanco y peludo apareció una mañana flotando en el agua del estanque del foso que compartía con tres osas. De su muerte me enteré al día siguiente cuando volvía a casa en el U-Bahn. Un currante, tras apurar su botella de Sterni, dejó el manoseado Bild del día tirado en el metro. Mientras esperaba que mi parada llegase, y para evitar tener que tragarme las caras de hastío que se suelen ver a última hora de la jornada en el metro berlinés, tomé el ejemplar del diario más leído de Alemania.

Abrí sus páginas y no vi nada que me llamase la atención en el habitual estilo populista del diario: mucha foto y poco texto, mucho efectismo superficial (al estilo Schopenhaua, ya sabéis) y poca profundidad, un par páginas dedicadas a una catástrofe nuclear en Japón, y otra a unos bombardeos de la OTAN en Libia para salvar la Democracia y la Libertad del pueblo árabe. Lo de siempre, vamos. Pero de repente pasé la página y vi cómo el Bild había tenido huevos de dedicarle tres páginas a todo color al oso de los cojones

Al día siguiente se me ocurrió encender la televisión (al final y al cabo soy un ejemplar de hombre, ese animal no más silvestre que una piedra que reincide una y otras vez en sus mismos errores) y observé atónito como cientos de berlineses y turistas se agolpaban por segundo día consecutivo ante la baranda del foso en el que vivió a cuerpo de rey Knut. Todo para expresar su dolor por la desaparición de un puto oso, convertido en todo un mártir del rock tras una repentina muerte a edad temprana. A Knut, está claro, todavía no le tocaba. Mientras, la OTAN seguía lanzando bombas sobre Libia y la central nuclear japonesa, radiactividad al aire de este planeta cada vez más inflado de mediocridad. Los forenses dicen que Knut falleció de una enfermedad cerebral, pero definitivamente creo que, tras darse cuenta de que tenía más sentido común que aquéllos que le mantenían encerrado, el oso polar decidió suicidarse. Hizo bien.

Me permitirés que hoy, como sentencia, me dé el lujo de parafrasear a un gran músico: "Sobrevivimos a base de basura y desencuentro. (...) A mi me da que todo es de mentira". Sólo tengo una cosa más que añadir: amén.

Su voto: Nada Promedio: 7.8 (6 votos)
 

Comentarios

Hombre, es que ni los libios

Hombre, es que ni los libios ni los japoneses son tan monos, tan peluditos (bueno, eso igual algunos sí) y tan abrazables.

Importas menos que nada

Y mira que yo seguía lo que escribías.... ahora sólo puedo decir que te vayas a tomar por cu**!!!

Salvajada la que están haciendo los teutones con esta noticia (exageración + exageración).. pero lo tuyo es de vómito......

Imagen de Juanma

Seguro...

... que importo menos que nada: mira, me llamo Juama Inhiesta (sí con h), vengo de la provincia de Albecete (caga vete) y soy un fracaso andante que vive en Berlín, que además escribe un blog intrascendente e inútilmente pretencioso. No aportas nada nuevo, Anónimo.

Sin embargo, te diré que tú eres menos que nada, porque inviertes parte de tu poco valioso tiempo en comentar un post de esta mierda de blog que además no has entendido. Y por dios, no te ahorres el escribir íntegramente la palabra CULO, que eso sí que es de vómito....si te apetece, yo seré el que te dé por CULO a ti. Estoy en una fase de experimentación sexual y creo que me vales.

Te invito a que no me vuelvas a leer nunca más. Al fin y al cabo, pierdo menos que nada.

Saludos cordiales....

Juanmi

Animo

Me gusta leer los articulos que aquí se publican!
Independientemente que esté o no de acuerdo con lo que se dice, siempre aprendes algo.
Ya se sabe que para gusto los colores.

Ánimo!