Locura e indigencia en el metro de Berlín

Imagen de Juanma

¿Qué sería de Berlín sin su metro, con su sillones de elegante estampado y su olor tan característico, sin su suciedad y sus gruñidos mañaneros, sin la mala hostia de sus Kontrolletis y los inconfundibles grupos turistas españoles y/o italianos que gritan para dejar claro que son grupos de turistas españoles y/o italianos?

¿Qué sería del transporte público de Berlín sin sus vomiteras y meadas de fin de semana, sin sus turistas de weekend-visa, sin esos restos de dönner kebab y esas botellas de cerveza abandonadas que se derraman por la inercia del tren en marcha, sin sus eternas obras de mantenimiento y sus Pendelverkehr?

¿Y qué sería de los metros y los trenes de Berlín sin sus borrachos, sus sintecho y sus locos de remate?

Hola, éstas son todas preguntas retóricas y yo soy Juanma Inhiesta Pardo, becario de todo esto y absoluto perdedor invencible. Hoy voy a tratar un tema nunca abordado en Berlunes y que seguro que os interesa mogollón: la locura y la indigencia en el transporte público berlinés.

Las estadísticas sobre la cifra de sintecho en la capital alemana oscila según qué institución las ofrezca; es decir, esto parece una manifestación soberanista, según la Guardia Urbana o la Delegación del Gobierno. Pero una cosa es segura: en la capital alemana hay más gente sin casa y más pobres que hace 10 años, y dentro de 10 años habrá más gente sin techo y más pobres que hoy si en Alemania no cambia algo en su modelo económico.

Eso no lo digo yo, lo dice la asociación Berliner Mietverein, de la cual deberíais haceros soci@s si vivís en régimen de arrendamiento en Berlín. Según su revista online, el Senado calcula que en la capital alemana hay entre 2.000 y 4.000 vagabundos (cifras de 2013). No obstante, el Senado no detalla de dónde saca esa estimación.

Por su parte, asociaciones de ayuda social aseguran que el número de los sintecho ronda las 8.000 personas, y expertos calculan que esa cifra aumentará un 15 por ciento en 2015. Las causas ya las sabemos: aumento del precio de la vivienda (burbuja inmobiliaria) y la creciente pobreza provocada por la cada vez mayor desigualdad social en la locomotora económica europea (aquí no vas a encontrar el trabajo de tu vida).

Pues bien, dentro de esa bolsa de indigencia, hay algun@s loc@s que, como el agua del río llega al mar o la basura al vertedero, desembocan en los vagones de los trenes que recorren las líneas del U-Bahn y S-Bahn. El transporte público de Berlín se convierte así en una especie de galería donde cada loc@ con su tema.

No hay nada más delicioso que pasearse por los vagones del metro o tren un domingo por la mañana para deleitarse con las extravagancias de toda esa perturbada pobreza de bolsas de plástico de Aldi llenas de botellas de Pfand. Es como una bofetada en la cara de una sociedad que no quiere ve lo que tiene delante de sus ojos.

A continuación, vamos a hacer un repaso de los hits de esa galería de la locura.

1) Empezamos con todo un clásico: la borracha cantarina que alegra con su tonadilla el ambiente moribundo de esa mañana de lunes:

"..ohne Hupe, ohne Bremsen, ohne Licht..., chimpón!"

2) Sí, quien está abiertamente loc@ tiene una clara ventaja sobre el amasijo social aparentemente cuerdo: se la suda lo que el resto piense. Seguimos por ello con el hilo musical con un tipo que, aunque no sé si canta en una línea de metro berlinesa, se ha ganado un puesto en esta lista gracias a su entrega:

Y no hay nada más que decir.

3) Hay otr@s que profesionalizan su arte, como los mcs callejeros que, con botella de vino bueno (de Lidl) en mano, ofrecen sin complejos su flow pese al estrecho y poco imaginativo marcaje de la gentuza de la seguridad de la BVG. Estos ejemplos me recuerdan que el RAP no tiene futuro alguno en la capital alemana:

"Das ist Meinungsfreiheit...ick meine nur...you"

Vámonos con el bombo y clap, bombo, clap, bombo, clap...

4) De todas las voladuras de cabeza, una de las más geniales que he visto es la del tipo que recita de memoria a la voz femenina del metro que anuncia las estaciones. Su memoria es jodidamente encomiable, al igual que su diligencia:

"Zug nach Schönhauser Allee, Zug nach Schönhauser Allee, Zug nach Schönhauser Allee....zurückbleiben bitteeee"

5) No sé si es impresión mía, pero en algunas líneas del metro de Berlín (especialmente en algunos tramos de la U7 y la U8) hay como una especie de mala hostia y violencia contenidas que parecen que vayan a explotar en cualquier momento. No suele pasar, pero cuando pasa, ocurren cosas como ésta:

"Berliner sind immer noch die coolsten...Scheiße!"

6) Pero no todo el mundo se toma las cosas tan a pecho. También hay quien disfruta del viaje e incluso se instala en el vagón como su estuviera en el salón de su casa, con sus alfombras y su hamaca incluidas:

Este se quedó colgado tras un viaje por Sudamérica, como hacen en su juventud todos los alemanes de clase media, SIN EXCEPCIÓN...

7) El que viene ahora no estuvo en Sudamérica, pero se puso muy bien y también muy cómodo:

8) También hay borrachos que hacen un uso muy gracioso de los servicios ofrecidos por el personal del BVG, que es de todo menos simpático y SIEMPRE cumple con su trabajo como si te hiciera un favor. A mi éste me cae bastante bien, les da lo que se merece a los del BVG y lo hace con ingenio borrachuzo:

"Sind Sie besoffen oder wat?"

9) Están los que cuando desfasan, no sabes si están dando rienda suelta a su locura o riéndose de la cordura bienpensante y predominante en Alemania:

"Mein Freund der Baum ist tot..."

10) Y ya para ir cerrando, y aunque este caso va más allá de la sección de borrachos e indigentes, abrimos el capítulo del moderneo y la intervención artística. Este espermatozoide humano es un ejemplo:

"Eh, que yo no estoy loco, que yo soy artista, eh..."

Queda claro, por tanto, que el transporte público en Berlín es mucho más que esa lanzadera de hipsters en la que se ha convertido la santísima trinidad del subsuelo berlinés: Weinmesterstrasse - Rosenthaler Platz -Bernauertrasse, estaciones de la U8, ya sabéis, la línea gargajo.

Loc@s hay patadas. De hecho yo creo que ya me estoy convirtiendo en uno de ellos...algún día me sorprendido a mi mismo paseando por la U2 con bolsas de plástico e imitando a Manolo Escobar.

Y estos que vienen ahora ni saben ni les importa el número de sintecho, ni la pobreza ni el modelo económico alemán, ni por dónde pasa el Pisuerga ni pasaba el muro de Berlín. Me pregunto cuántos de ellos acabarán alegrándoles con su alcoholismo las mañanas de los lunes al personal berlinés...

...venga, ahora todo el mundo a bailar...

Su voto: Nada Promedio: 8 (6 votos)
 

Comentarios

olvió mencionar los olores

Estimado becario eterno,

muy interesante su post. La única pena es que todavía no pueda poner links con los olores. Para mi Berlin es la ciudad alemana con más experiencia olfativa. Cualquier aproximación al metro ó la Strassenbahn de Berlin te impregna de olores a comida. Siempre los mismos olores intensos, que no varían a lo largo del día. No creo necesario detallarlos.

Y el hábito de comer en cualquier transporte público, a cualquier hora, Con los correspondientes olores.

Es que, pese a ser fumadora, tengo buen olfato. Y Berlin es, olfativamente, estresante.

Muy bueno, Juanma. Gracias.

... y si aguantas hasta el final (la "peli": http://www.youtube.com/watch?v=-vFuRv14PLI ) sabrás que hizo David Carradine, el "pequeño saltamontes": ..."escapó"... ..."jamás se le volvió a ver".

Aquí Uno.

Gran post

Joder buenísimo post!! Aquí tienes otro vídeo para la colección, http://youtu.be/5y3Liw1VMQA Españoles en Hermannplatz ;)

Enhorabuena!!

Einmal und nie wieder

Estuve solo una vez en Berlin una semana y me bastó. He visitado muchas ciudades en Alemania pero Berlin me pareció una soberana mierda. Saludos

Imagen de La Duquesa de Pankow

Salud mental en Berlin

Enhorabuena por el estudio antropológico de las extravagancias del transporte público, las que no veo, porque a las horas a las que salgo de casa (5:30 a.m.) parece más un desfile de zombies, medio somnolientos, que salen como autómatas hacia Hauptbahnhof. Aquí os lo cuento: http://www.goethe.de/ins/es/lp/prj/rum/ale/ueb/es12930039.htm

Lo que da a entender es la nula cobertura de salud mental en Berlin, en general, y de las personas en exclusión social. De todos es sabido, y si no que algún Sozialarbeiter me corrija, que la mayoría de personas sin hogar padecen de patologías como esquizofrenia, por no hablar del alcoholismo y el desarraigo social y familiar, así como la falta de empatía para con ellos de las instituciones. Y como estos "lokitos" del Metro no están muy sanos en su psique, si un día tienen un problema, llámese nuevo brote psicótico, alucinaciones, alteración de su estado de ánimo, por otra parte la Polizei los trata como delincuentes comunes alteradores del orden y no como lo que son: en-fer-mos. Sí, muchos de ellos están "psychisch krank" y no reciben tratamiento, o se han negado a ello y las instancias han considerado que como se niegan no se lo van a dar para no obligarles, reacción muy "typisch deutsch".
O sea, en la calle, sin apoyo social ni institucional, sin una acción como tenemos en España a lo SAMUR social, recibiendo un ALG II (no digáis Hartz IV, por favor, que es estigmatizante) que ni saben administrar, con una vida totalmente desorganizada, con alcoholismo crónico y sus consecuencias a corto, medio y largo plazo, con demencia de Korsakoff por la mala alimentación, etc, etc, etc.
Pero claro, si no hay institución que apoye de verdad, no dando sopita sino instándoles a que lleven una vida más saludable, porque no pueden ni cuidarse ellos mismos, el "folklore" pasará a "problema gordo", problema que el tipo sonriente y graciosete del Sr. Wowi no ve, no quiere ver o es que para el la Armut (pobreza) es mu' zezy, pero esta Armut no es más que la punta del iceberg derivada de un modelo de atención social paternalista que no favorece la vida independiente, sino que en casos difíciles te obliga porque ya eres Erwachsene y tienes que trabajar.

Con esto no os molesto más, que tengo que tomar fuerzas para seguir metiéndome con Ossies, Urberliner y seguiré viajando en öffis (= öffentlicher Verkehrsmittel = transporte público) mal que le pese a mi fina naricita.

Muy bien, Juanma. No te olvides de asegurar tu tesis, no venga un ministro alemán y te la plagie.

Corazón en un puño

Así lo tengo después de leer y ver la miseria de lujo. No me refiero al último peldaño de la pobreza, me refiero a la miseria moral del país. Y es que yo siempre digo que lo que hacen unos pocos no define a la mayoría, pero viendo cómo reacciona la mayoría sí define a una ciudad, y en este caso a una nacionalidad. En cuanto pueda me las piro de aquí. Duquesa, si necesitas latitas de Whiskas y arena para la toilette de tu panterita, un hombro en el que apoyarte y llorar....aquí estoy.

Piensa...

... en tu número favorito, ha de ser del 1 al 9, y anótalo en la calculadora.

Ahora multiplícalo por 12.345.679.

Al resultado multiplícalo por 9.

Da al igual y ... Sorpresa!

***** Y ahora le paso a lo siguiente:
Ala de Colibri
https://www.youtube.com/watch?v=5Hgu_33i6OQ&list=RD5Hgu_33i6OQ#t=11
YA NO HAY LOCOS (León Felipe)
http://www.hola.com/actualidad/2010033113669/Grigori/Perelman/matematicas/
http://www.uco.es/geometria/documentos/Matemaniacos.pdf
http://www.moderntimes.de/nc/produkte/postkarten/fotografie/sortierung/artikelnr/?tx_mtshop_pi1[start]=504

Y

éste.

A mi lo que me aterra es que

A mi lo que me aterra es que cualquier primate tiene una cámara de video y la irrefrenable necesidad de mostrar su patética vida y la de los demás en su cuenta de redes sociales o blog. E incluso alguno pretenderá dar un barniz reflexivo y sociológico a su "valiosísimo documento"