Músicos de Berlín

Imagen de A. Shopenhaua

Músicos de Berlín

por

Prof. Dr.-Ing. Rec. Nat. habil. Pol. Blog. A. Shopenhaua

Muy buenos días, vayan sentándose de perfil. Hoy estoy de buen humor porque es el día del amigo, por esto aprovecharé esta clase para hablar de un colectivo que me despierta gran admiración. Los músicos de Berlín.

Los músicos de Berlín NO son como los músicos de Bremen, que eran cuatro y sabían tocar sino que aquí es músico cualquiera que tenga una guitarra o unos bongos, o lo que es peor, un cajón. El aplauso en esta ciudad está muy barato. También entraría en la definición de músico berlinés el acordeonista callejero tocando la doscientosmiltrillonesima versión acortada del vals ruso ese tan famoso y por supuesto la banda de albanokosovares dándole al funk-latin-play-along-pandereto-trompetero-retráctil en el S-bahn. Les diré una cosa, prefiero escuchar a esta gente, y de paso darles algunas monedas, que aguantar la infinita arrogancia de un músico venido a algo más que mediocre.

Ahora, para que un músico sea bueno es necesario que sucedan dos cosas:

1 que practique mucho,

y 2 y más importante, que su ego esté continuamente en la picota, esto es, siempre debe buscar y encontrar a otro músico mejor que él que le recuerde lo mediocre que es. Esto sigue así hasta encontrar a Dios. Y, de esta manera y una vez aprendido este comportamiento, el músico deberá proyectar hacia abajo por los diferentes niveles musicales este sentir, para crear una legión de arrogantes con complejo de inferioridad que tan perjudiciales son para el verdadero ARTE MUSICAL.

Por esta sencilla razón los únicos que de verdad saben apreciar la música son aquellos que menos conocimientos musicales tienen, pues se dejan llevar por el arte sin estar pendientes de la perfección o la ejecución tecnica y/o correctez del estilo musical que tanto abundan en las fábricas de músicos, donde todos ellos se montan en cadena para que suenen igual. Menos mal que tenemos una ingente cantidad de pulgosos y pulgosas dispuestos a enriquecernos la vida con su arte.

Así es alumnos, los músicos a veces olvidan su principal labor que es la de entretener al Público y proponer algo ORIGINAL, y no la de ABURRIR CON SU PUTA MIERDA INTERIOR (o en su defecto con su estilo perfecto).

La clase ha terminado, acuerdense de mí cuando vean a los albanokosovares animando el cotarro en el metro.

Muy suyo

A. Shopenhaua

Su voto: Nada Promedio: 6.2 (13 votos)
 

Comentarios

Profe, los recitales a

Profe, los recitales a capela, re bemol y en falsete de los poli-mochila-perro-toxicómanos que venden periódicos de hace 4 meses con manchas de currywurst en la S-Bahn también se consideran arte?