'Neukölln unlimited'

Imagen de Andreu

"Cuando miro a una familia (extranjera) de 7 u 8 miembros me pregunto cómo puedo integrarla en la República Federal Alemana. (...) De esa manera obtengo una fotografía de ella, y entonces me pregunto si mantener esa familia en Alemania es del interés público del Estado de Berlín o de la República Federal". Son las frías y calculadoras palabras del ex ministro de Interior del Estado de Berlín, Ehrhart Körting (SPD), una de las voces que recoge el interesante y recomendable documental Neukölln Unlimited.

Neukölln es uno de los distritos más problemáticos de la capital alemana. Dos estadísticas lo dejan patente: el desempleo ronda el 17 por ciento y alrededor de la mitad de su población depende de las ayudas sociales para llegar a fin de mes. Con una población marcada por la migración, Neukölln es repetidamente utilizado por los medios de comunicación de masas alemanes como ejemplo de la fallida sociedad "multikulti", utilizando las palabras de la canciller federal alemana, Angela Merkel, y de los problemas sociales derivados de la falta integración.

Sin embargo, la plana mediática germana y el status quo político del país olvidan que los fallos en el proceso de integración no sólo están de la parte de los que llegaron de fuera, sino también de los que siempre estuvieron aquí. Quiero decir que igualmente culpables son los que llevan 25 años en Alemania y todavía no son capaces de hablar mejor o peor el idioma, como aquellos alemanes que no son capaces de aceptar que la inmigración ha cambiado irremediablemente los acentos, los colores, los sabores, los olores de Alemania.

El documental Neukölln Unlimited nos cuenta la kafkiana historia de la familia libanesa-alemana de los Akkouch, da voz a los habitualmente invisibles de esta ciudad y pone en entredicho todos los lugares comunes manejados constantemente por los detractores de esa fallida y tan criticada sociedad multicultural. El multiculturalismo y la inmigración no son buenos ni malos. Simplemente son.

Su voto: Nada Promedio: 8.4 (7 votos)
 

Comentarios

Imagen de A. Shopenhaua

Hay mucho berlin

Tras el parapeto hipsteriano.

Mucha realidad, si habla de ella le llamarán pesimista.

Psscht. que no gusta tanto.

Muy Suyo

A. Shopenhaua

 

Interesante, aunque aparte de

Interesante, aunque aparte de la deportación, sus problemas no son diferentes a los de cualquier familia desustructurada occidental, falta del padre, hijos que van directo al sistema de ayudas estatal en el mejor de los casos....

De hecho Maradona , el cual me hizo preguntarme todo el tiempo durante el visionado si era su verdadero nombre o un apodo, a no ser que triunfe bailando, probablemente será uno más en la cola del Jobcenter de su barrio.

Sobre integración, bueno aquí dejo un enlace con una reciente encuesta

http://www.spiegel.de/politik/deutschland/0,1518,818548,00.html

o en inglés si lo prefieren

http://www.thelocal.de/society/20120301-41079.html