Porqué volvemos siempre a Berlín?

Cierto es que no he repetido muchos de mis viajes, pero esta estancia en Berlín es ya la tercera, y me doy cuenta que cada viaje ha sido distinto.

Veo imposible captar la esencia de Berlín en cuatro días, ni siquiera en una semana, es una ciudad que tiene demasiado por mostrar, sólo que a diferencia de las demás, no te lo da todo desde el principio, lo tienes que ir buscando tú...

Mi primer viaje a Berlín fue en 2011, en enero, abrigados hasta la nariz y madrugando todo lo posible, ya que a las 17:00 hay que despedirse de la luz que anima los días fríos. Esa semana era de turisteo, por lo que hay que ver todo todo y todo, venga museos, venga caminatas, venga currywurst, kebap, que la ciudad es enorme y no hay un minuto que perder. HALT! Resultado?: bueno una ciudad interesante sí, bonita? hombre pues no, bonita no, pero a pesar del sabor dulce y amargo que me habia dejado al ciudad, yo necesitaba volver.

La segunda estancia en Berlín fue otra cosa, digamos que no pude evitar enamorarme....de la ciudad evidentemente. Estuve dos meses, fueron muy intensos. Durante aquella temporada pude visitarlo todo de nuevo a otro ritmo, y descubrir lugares de las afueras que no conocía. Volví conociendo la esencia de la ciudad, su ambiente, sus calles, sus olores y colores. De ahí que no pude evitar que invadiese la tristeza al volver.

Desde hace un mes he vuelto de nuevo para trabajar aquí. He vuelto a conocer a gente increíble que te acoje con los brazos abiertos y a pasear por las mismas calles. Sine mbargo esta vez no llevo una cámara conmigo que necesite captar cada momento, no. Ahora disfruto la ciuadad que ya conozco, tranquilamente, sin pausa disfrutando cada segundo que pasa, y saliendo a la calle cada vez que sale el sol. Ahora siento que incluso la música me invade más intensamente, que la comida me sabe mejor y que ya me puedo dejar sorprender por rincones que antes no había mirado. Esta ciudad es especial, aquí la gente viene y va, y todos nos quedamos con un buen sabor de boca al volver. Aquí siempre hay algo que hacer, que conocer, creo que nunca me hartaré de venir, y no es difícil despegarse de Berlín y visitar otros lugares, pero sabemos que siempre está ahí, que siempre podemos volver a este ambiente que se adapta a los ritmos de cada uno.

Si os preguntáis porqué razón la gente vuelve, es sencillamente por que el viaje nunca es igual, la gente que te rodea nunca es la misma al igual que tus ritmos y tus gustos. Berlín muestra lo que es ser flexible y dar un rincón para cada tipo de persona, no todas las ciudades respiran esa naturalidad y por ello nos gusta tanto, aquí todos los que dejamos nuestra tierra lejos, conseguimos entre todos hacernos sentir como en casa.

Comentarios

Imagen de A. Shopenhaua

Enhorabuena por su artículo.

Me ha encantado, es muy actual. Lo voy a enviar a los políticos españoles para que lo incluyan en el argumentario de la nueva movilidad de la juventud perdedorcísima.

Esto que cuenta es carroña y usted lo sabe.

Muy suyo

A. Shopenhaua

Querido Shopenhaua

Quizás no haya leído bien mi post, en ningún momento digo que aquí se encuentre trabajo alguno o que se pueda criar a una familia sino de lo que la ciudad transmite al visitante.

Es más, como he dicho, la gente va y viene, y personalmente aquí no pretendo venir a buscar la solución de nuestros problemas, eso sería no ser realista, como bien dice usted.

Muy suya

S.U

Imagen de A. Shopenhaua

Claro que me he leído su Referat.

No me aporta gran novedad, me llegan muchos comentarios así, siempre en verano, claro.

Carne de Berlin Amateurs.

Si el fondo falla entonces me fijo en la forma, lo cual falla también, estilo, ortografía y puntuación.

A ver si aparte de enseñar Berlinología voy a tener que enseñarles lengua castellana.

Muy suyo.

A. Shopenhaua

Imagen de Bantera

Yo he ido en diferentes épocas del año, siempre de visita, y siempre me ha causado esa buena sensación de la que habla Sofiasu.
No se donde está el problema, no hace apología de Berlín como "vente pa'Lemania Pepe" sino de como lo ve desde el punto de vista de un visitante de la ciudad.
Y a mi me pasa exactamente igual, cada viaje es totalmente distinto al anterior, es como si nunca se acabasen las opciones en Berlín,
Pero luego me parece algo inherente a las metropoli, como pueden ser Barcelona (donde vivo desde hace doce años y jamás he dejado de descubrir nuevos lugares), Londres o Buenos Aires o, supongo porque en esta ultima nunca he estado, New York.
De todos modos, es la que más me ha atrapado, la que tenía última como destino y no he podido parar de buscar excusas para ir desde el primer día que puse un pie allí.
Yo no tengo ninguna intención de momento (y por suerte laboral) de irme a vivir a Alemania, pero si me ocurriera es posible que acabase allí.
Qué más da, no creo que sea un crimen considerar que es un buen target de ciudad para vivir o para visitar, o las dos cosas.

En fin... al final una se cansa de que juzguen a la peña por sentirse fascinados por un sitio porque vosotros vivís allí el día a día os habéis amargado y ya no queréis re-descubrir la ciudad. Como decía mi abuelo "más pasto para mi caballo".

Enviar un comentario nuevo

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <iframe>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.