Rincones de Berlín: Spreepark Berlin

Imagen de Susana V

Al poco tiempo de llegar a Berlín, en Mayo de 2007, un amigo me comentó sobre la existencia de un parque de atracciones abandonado al lado del río. Soy una gran amante de las ruinas urbanas, y un día de sol decidí acercarme con la cámara hasta allí. Al final nos juntamos 4 personas en la excursión, y entramos en el recinto. Lo que encontré allí me fascinó.

Desde pequeña me gustan las ferias y los carruseles, estos lugares tienen para mí un regustillo permanente a infancia. Pero es que además el hecho de estar tan vacío y silencioso le daba a una la sensación de caminar por un decorado de película, o de estar en un agradable viaje lisérgico. Curioseamos tranquilamente por el parque sin rumbo fijo, paseando entre los dinosaurios de cartón piedra y las barcas varadas en la hierba. Apenas encontramos a dos o tres personas sentadas frente al lago, en medio del cual se yergue la oxidada noria. Era una cálida tarde de sábado de final del verano, y cerca de las vallas que limitan el parque se oía el murmullo de la gente paseando al lo largo del río y a los niños correteando, pero nosotros estábamos solos en un espacio verde de 29 Ha. (fotos de aquel dia)

No he vuelto a ir allí. El acceso está prohibido, y uno se expone a quedarse sin la cámara o la película, confiscadas por los ahora más numerosos vigilantes. Sin embargo, algo ha cambiado desde entonces, y si hay algún interesado en las ruinas urbanas, está de enhorabuena. El Spreepark Berlin ha empezado a recibir visitas guiadas los fines de semana desde agosto de 2009, y todavía es posible apuntarse hasta el 6 de diciembre (+ info en http://www.berliner-spreepark.de/ )

El parque se encuentra a la orilla del Spree al norte del Plänterwald, en el distrito de Treptow-Köpenick. Tanto el lugar en sí como su historia, con leyenda urbana incluída, lo hacen uno de mis lugares favoritos de Berlín.

El antiguo Kulturpark Plänterwald fue abierto en 1969 y era el único parque de atracciones de la DDR, y tras la caída del muro, tambien era el único de Berlin. Durante esa época llegó a recibir 1.7 millones de visitantes anuales. La mayor atracción era la gigantesca noria, renovada en 1989, que tambien fue durante muchos años el símbolo característico de la zona, hasta que se levantó la torre de Allianz.

Tras la caída del muro, se desmanteló la empresa estatal que dirigía el parque (Volkseigene Betrieb VEB Kulturpark Berlin). De entre las firmas que concursaron para hacerse con la dirección del parque,  la ciudad de Berlín (que no investigó a conciencia el curriculum de los aspirantes) eligió a Spreepark Berlin GmbH, dirigida por Norbert Witte, nieto de Otto Witte, un conocido prestidigitador y estafador alemán.

Witte amplió el número de carruseles del Spree-Park y modificó el modelo de funcionamiento al estilo de Alemania Occidental. En vez de pagar una entrada fija (29 marcos alemanes), que daba acceso a todo el parque, se pasó a pagar por cada atracción individualmente.

A partir de 1997 la empresa empezó a acumular deudas. Debido a aumentos sucesivos en el precio de la entrada y a la falta de aparcamiento cercano bajó el número de visitantes hasta 400 000 en el año 2001, cuando la empresa quebró y Norbert Witte se declaró insolvente. Un año más tarde, empaquetó seis atracciones del parque (se suponía que para arreglarlas) en contenedores para transportar en barco y se esfumó con su familia a Perú, dejando una deuda de 11 millones de euros.

Desde entonces, el parque (cuyo solar tenía en 1997 un valor inmobiliario de 8 a 10 millones de euros) permaneció cerrado al público. Las abandonadas atracciones y sus raíles se cubrieron de musgo, creció una selva alrededor de la noria, y se desmoronaron los mamuts y elefantes de cartón piedra, hundidos entre la hierba. De vez en cuando algún curioso o vecino de Treptow se daba el lujo de disfrutar de un tranquilo paseo entre las ruinas descoloridas, a riesgo de encontrarse con uno de los malhumorados vigilantes del recinto.

El empresario fracasó en el plan de montar su nuevo proyecto “Lunapark” en Lima, y en 2004 fue sentenciado a siete años de cárcel por intentar meter la muy razonable cantidad de 167 kg de cocaína peruana en Alemania, escondida en piezas del carrusel “Alfombra Voladora”.

Sin embargo, según dice la prensa, desde mayo de 2008 Norbert Witte está en libertad, y ha regresado de nuevo al Spree Park como administrador, acampado allí mismo en su propio Wagenburg....

Durante los últimos años, muchos se han interesado por el estado y futuro del parque. Ha habido ofertas de volver a ponerlo en funcionamiento como parque de atracciones (a medida que pasaba el tiempo, menos probable debido al estado cada vez más ruinoso de las instalaciones) y hasta incluso de reconvertirlo en un parque temático de antiguas culturas estilo inca o egipcio. (!)

Pero tambien se desarrollaron y estudiaron propuestas de otro tipo. En 2007 se planteó al Ayuntamiento convertirlo en un Centro de Formación de Permacultura (un concepto que define el diseño y desarrollo de hábitats humanos sostenibles), proyecto con una visión idealista de convertir el Spreepark en un paraíso ecológico.

Las últimas noticias de la prensa hablan de una negativa total del Senado a reabrir el lugar como parque de atracciones, y sí de una “renaturización” en 2010. Me gustaría ver donde acaba esto, pues Berlin es una ciudad que despierta muchos intereses inmobiliarios, y que está cambiando realmente tan deprisa que hasta cuesta asimilarlo.

PD. Por si a alguien le interesa la historia del Spreepark, se ha rodado una película documental sobre el sueño de Norbert Witte (Achterbahn), estrenada en julio de este año. Aqui podeis ver el trailer :

 

¿Te ha gustado? Menea este post en meneame para que mas gente pueda leerlo.

Su voto: Nada Promedio: 9.3 (9 votos)
 

Comentarios

Gran lugar el Spreepark... es

Gran lugar el Spreepark... es como montarte en una maquina del tiempo.. recomendable auf jeden fall...
Saludos

Merece la pena la visita. A

Merece la pena la visita.
A mí me pillaron los vigilantes y por suerte no nos quitaron las cámaras (si nos dijeron que le enseñáramos como borrabamos las fotos. Fué un susto pero forma parte de la experiencia :-)
¡Muy bueno el blog! Directamente a los marcadores.
Liebe Grüße,Manu

Imagen de Berlunes

Gracias Manu! Como diria

Gracias Manu!
Como diria Aznar, "Estamos trabahando en eio".