Shakespeare en el Görli

Imagen de El Perro Salvaje

shakespeare logo

Algún lector culto de Berlunes (si es que queda alguno al que el Choped no haya expulsado por envidia) se habrá sorprendido si entró alguna vez este verano al Görlitzer Park por la Lübbenerstrasse, al ver a Orson Welles, gordo, barbudo y borracho, atado a un árbol junto al célebre crítico literario Harold Bloom, rogándole al monumental Sir John Falstaff que les liberara y sobre todo que compartiera con ellos su botella de whisky.
orson
A algún otro le habrá costado comprender qué hacía una figura peluda, sudada y maloliente arrastrándose por el piso en el crater y trepando por las ruinas sembrando cizaña entre nobles familias, vociferando improperios en variedad de lenguas cultas y bárbaras, lamiéndole la cara a asqueados transeuntes, y explicando a las masas confundidas las razones de un eminente desenlace violento.
rumor
Alguno habrá quedado atónito al ver cómo una manada de bellísimas semibestias galesas embrujaban a principes y caballeros hasta dejarlos inmóviles y luego hacían una orgía de vegetales embriagantes con los sobrevivientes.
Mujeres
Yo mismo quedé estupefacto al encontrar en el sitio al que suelo ir a mear cuando me siento a tomar algo con amigos en el anfiteatro, un salón de té muy parecido al de "Alicia en el país de las maravillas", con los mencionados Welles y Bloom hablando de la decadencia de la cultura occidental y el principe Hal, ya en ese momento Enrique V, jurándole a Hotspur, acompañado de su bella esposa, hacer sauerkraut con sus tripas y las de todo su ejercito.
En todo caso, ningún visitante habitual del parque ha podido quedar indiferente a la batalla campal que se libró entre leales al rey y rebeldes, en los bancos de arena frente al Edelweiß dos veces a la semana durante más de un mes...Cientos de peluches fueron destripados de la manera más sanguinaria que se haya visto en este lado de Kreuzberg.
guerra
Este espectáculo se lo debemos a un joven grupo de teatro (en junio comenzaron las audiciones y ya en agosto hicieron la primera función) conformado por gente de todas partes del mundo que se propuso darle a Kreuzberg su Shakespeare in the Park, tradición conocida en casi todas las ciudades anglosajonas del mundo. El Görli, claro está, siendo un escenario atípico. No creo que en muchos sitios los actores hayan tenido que lidiar con un golfista ofendido porque el público interfería con sus tiros, o con hordas de punkis iracundos lanzándoles botellas porque no les dejaban emborracharse en paz, o con perros sueltos y rebeldes que en más de una ocasión defendieron a los nobles de las brujas galesas... Pero quién sabe, tal vez tampoco contaron con un público tan leal que durante mes y medio, bajo sol y lluvia, asistió a ver una representación que se renovaba cada semana contando con la maravillosa capacidad de improvisación de sus actores.
sexy
En total, asistieron más de dos mil personas y no hubo más de tres o cuatro heridos. El éxito augura nuevos proyectos para el verano que viene e incluso una obra en la radio para entretener a los berlineses durante el frio invernal.
Les deseamos todo el éxito que se merecen.
Fotografías cortesía de Thomas Farr
Afiche: Maxwell Flaum
Su voto: Nada Promedio: 9.9 (7 votos)