Soy Heraclitus, su nuevo profesor de filosofía clásica

Imagen de Heraclitus

“Todas las cosas estan ya dichas, pero como nadie escucha hay que volverlo a repetir.” André Gide (1869-1951)

Buenos dias a todos. Tomen asiento y permítanme que me presente. Heraclitus de Efeso me llaman; nací en una época lejana en una ciudad de la antigua Jonia que a los amantes del baloncesto y de probar cervezas exóticas en los Döner Kebap les sonará de algo. En mis tiempos, Efeso también era conocida entre otras cosas por albergar el famoso templo dedicado a la diosa Artemis que era - para quien no lo sepa – una de las siete maravillas de la antigüedad. La diosa Artemis tenía su importancia: además de hermana gemela de Apolo era la diosa de la fertilidad. Cosa bastante importante también entonces a pesar de que no se llevaba ni tejanos apretados ni los acuíferos iban a tope de glifosato.

El templo de Artemis a carboncillo. Qué tiempos. Y sin Instagramm(sic).

No deja de ser curioso que fueran los precisamente los Godos, un pueblo de origen germánico, los que arrasaran y saquearan el templo igual que toda la ciudad allá por el 268 DC. Una pena. Pero eso no fué lo peor: cuando con el tiempo el cristianismo incipiente pasó de underground-catacumba a mainstreampor-todo-lo-alto los jerifaltes de turno quisieron quedarse con todo el divino pastel así que se acabó el buen rollete de la libertad de culto en el imperio romano. Casi 30 años después del Edicto de Tesalónica, que dotaba de oficialidad a la religión cristiana, una turba enfurecida – siempre los mismos - conducida según algunas fuentes por San Juan Crisóstomo (el del piquito de oro) arrasó con lo que quedaba del templo de la pobre Artemisa y ya no quedaron ni los cimientos. Por suerte no me pilló por allí porque guardaba bien escondidos unos sextercios antiguos que tenían bastante más plata que los que circulaban por aquel entonces así que el terrible suceso me pilló para variar en medio de uno de mis viajes.

Les cuento esto porque pasé parte de mis años mozos trabajando de encargado en susodicho templo y ya estoy mayor y le había cogido algo de cariño al lugar. Craso error como ven.

Dicho esto, se pueden imaginar lo que pienso de su homónimo berlinés.

Y ya que estamos con los Godos, y aprovechando que el café matutino de filtro de la Mensa parece que todavía les hace efecto, les contaré que los tipos parecía que se lo tenían bastante bien montado entre los rios Danubio y Dniester (este otro igual no les suena, ¿verdad?), pero en estas que un mal dia llega por el Este Atila el rey de los Hunos, el mismo que viste y calza con todo su séquito de infantas y yernos y se pueden imaginar: tuvieron que salir por patas de allí. Total que tras muchas peripecias - batallita peplum-taugig de los campos catalaunicos incluida - los Visigodos, una parte escindida de los godos saqueadores germánicos originales, acaban curiosamente en Hispania, eso sí ya más romanizados y cristianizados, pero eso que se lo pregunten mejor a San Hermenegildo. Para terminar con los godos, les diré que no eran tan apolíneos como los pintan las estátuas de la Plaza de Oriente y que se cree que fueron también éstos los que más tarde abrieron las primeras discotecas de las Islas Canarias con chupito de fresa y llenas de chicas amigos.

Como pueden ver, vengo de una escuela más antígua y como verán algo diferente de la de mis colegas de la Cátedra de Berlinología. No son malos chicos, pero los veo algo imbuidos en el optimismo humanista del racionalismo y la ilustración. Y que conste que no digo esto porque todavía no me hayan convalidado mis títulos - que me la trae al pairo - y eso que hasta tengo copias escritas en piedra pómez, pero me dicen “la burocracia es la que es”.

No se preocupen que tendremos todo el curso para desarrollar diferentes temas y hacernos algunas preguntillas. En mi época si uno era filósofo más o menos tenía que dedicarse a buscar por todas partes la verdad y la felicidad. Por poner un ejemplo: los pitagóricos entre otras cosas no comían ni huevos ni habas. Igual el avezado estudiante encuentra algún paralelismo con gente que conozca que por ejemplo sólo come cosas que hayan caído de árboles. ¿Diferentes métodos para lograr la pureza del espíritu? ¿la felicidad? ¿Que no apeste la caca?

¿Vuelven las modas?

Tampoco existía entonces esa separación entre ciencias o letras y casi todos disfrutábamos con la lógica (dice un cretense que todos los cretenses son unos mentirosos : ¿verdadero o falso?) y la geometría (3,4,5... triángulo rectángulo) además de con la epistemología (cómo se percibe - que no percebe – el mundo) o la ontología (cómo es el mundo en última instancia). Además, vistos la pólvora, la imprenta y el telégrafo. La peste bubónica, los antibioticos y la industria farmaceutica. Los zoologicos y la devastación de ecosistemas. El bolsón de Giggs y Fukushima. Ay Demócrito ! Y de cómo algunos economistas y los banqueros hablan y hablan de números y acrónimos. Supongo que el mérito que tienen es haber conseguido enseñarles tal artificioso lenguaje a los políticos, porque salvo contadas excepciones, parece que hablan todos igual: PIB, EPA, tresporciento, blablabla

¿No se tratará al final de buscar o encontrar cosas que no siempre pueden expresarse con números? ¿Son la Economía y la Tecnología un fin en si mismos?

Cuando completó Elcano la vuelta al mundo me acordé de Kostas, amigo pescador con el que me encontraba en el puerto de Efeso y que una vez me dijo: Heraclitus, estoy seguro de que la tierra tiene que ser redonda. ¿Cómo estás tan seguro? le contesté y me dijo: fíjate que cuando los barcos se alejan hacia el horizonte lo primero que se deja de ver es la parte de abajo del casco. Si la tierra fuera plana se vería todo el barco cada vez más pequeñto al alejarse. Tiene que ser así como el Sol o la Luna, zanjaba mientras preparaba las redes para el dia siguiente.

Quedan diez minutos de clase pero hoy lo vamos a dejar aquí. Como ven, hay faena. Salgan, aireense que el verano berlinés ya se puede dar por acabado. ¿No lo sabían? Ya lo verán. Aprovechen el momento de bajón para hacerse esta pregunta:

¿Son ustedes ahora con tantos avances mucho más sabios en el arte de vivir por poder recibir un whatsapp con un video de unos chonis haciendo guarreridas en un descampado?

Su voto: Nada Promedio: 7.4 (13 votos)
 

Comentarios

Me gusta

Mha gustao, este pilota de bastantes cosas, un poco más que los profesores que se suelen ver por aquí, como el suppinaua ese.

Tico

chupinaua juas juas

Me ha gustado. A ver si encuentra inspiracion.
Saludos desde kreuzberg

Por fin un sabio

Heraclitus, eres como un rayo de sol en Pamplona,como un alcalde madrileño honrado y capaz,como un banquero filántropo,espero que no seas un espejismo.
Saludos y que la fuerza te acompañe

Imagen de J.R.

Sí, no ha stado mal...

... pero recoredemos el dicho popular: "El que mucho abarca, poco aprieta."

Aquí se han tocado tantos palos que no sé yo...

CÉNTRESE, Herr Professor!!
XDDDD