Stattbad-Wedding, el arte inunda una antigua piscina de Berlín

Imagen de Almu

Berlín es la ciudad del reciclaje por antonomasia. Todo puede tener un nuevo uso en la capital alemana, desde búnkers abandonados reconvertidos en salas de exposiciones hasta antiguas piscinas de la ciudad donde poder contemplar arte callejero o algún que otro espectáculo.

La antigua piscina municipal del barrio de Wedding, gran desconocido para muchos residentes de la ciudad, es un buen ejemplo de ello. El pasado verano contravine las reglas no escritas de no salir del radio marcado por los barrios de Prenzlauer Berg al norte, Friedrichshain al este y Kreuzberg al sur, y acudí a ver una exposición de Street Art en la antigua piscina del barrio.

Es, sin lugar a dudas, un sitio increíble y digno de conocer. Os recomiendo que si tenéis la oportunidad acudáis a ver alguna de las exposiciones o espectáculos que organizan en ella, no os defraudará. Mientras paseas por los antiguos vestuarios, duchas y demás instalaciones de la piscina reutilizadas como salas de exposiciones, donde antiguamente la gente se adecentaba después del baño, te embriaga una extraña sensación de anacronismo mientras respiras el aire de abandono que impregna todos los recovecos de la piscina.

En los años 50 y 60, la piscina era considerada como una de las más modernas de la ciudad, a donde todos los vecinos acudían por lo menos una vez a la semana. Unos años más tarde, debido a la gran afluencia de público, los dueños decidieron construir una nueva piscina en sus instalaciones. De esta manera, por primera vez en Berlín, los visitantes que acudían al lugar podían nadar separados por sexos dentro del mismo recinto. Sin embargo, los años de bonanza pasaron y los gerentes de la piscina tuvieron que cerrar por problemas económicos en el 2001.

La piscina estuvo abandonada durante años engrosando la lista de edificios sin utilizar de la capital alemana. No obstante, su historia dio un giro cuando el berlinés Arne Piepgras, de la empresa Quantum Immobilien, la adquirió hace cuatro meses con la intención de crear un lugar donde dar cobijo a toda la escena creativa de la ciudad.

Bajo el nombre de Stattbad, ahora en vez de nadadores alrededor de la piscina, se pueden observar altavoces de colores fabricados con cartón. Las instalaciones son utilizadas para todo tipo de eventos y exposiciones temporales. Arte y cultura son las dos ideas claves sobre las que se sostiene el proyecto. Según la empresa, su intención es que el edificio vuelva a albergar vida a través de los estudios de artistas, lugares de trabajo y un gran número de espacios para exposiciones, fotoshootings, conciertos, teatro, lecturas y fiestas. Todo ello organizado por la agencia berlinesa RIOT arts y Kollektiv-Berlin, que desde hace dos años se ha convertido en una plataforma para jóvenes artistas.

Gracias a este nuevo proyecto puede que hayamos encontrado por fin una excusa para cruzar la barrera invisible existente en los límites de Prenzlauer Berg y acudamos a conocer este barrio compuesto por “proletariado, inmigración” y “falto de identidad”, según el excelentísimo Prof. Dr.-Ing. Rec. Nat. habil. Pol. Blog. A. Shopenhaua.

 

STATTBAD

Gerichtstr.65

Wedding

http://www.stattbad.net/

 

 

Su voto: Nada Promedio: 8 (1 vote)