La vida de nosotros

Imagen de Heraclitus

“El hombre recorre el mundo buscando lo que necesita y vuelve a casa para encontrarlo”.
George Moore (1852-1933) novelista irlandés”

Estimados alumnos, hoy vamos a darnos una vueltecica en trabant por el pasado reciente de nuestra querida ciudad, pero no precisamente por su parte más bucólica y pastoril. Y no acabaremos mejor, se lo puedo asegurar.

Todo empezó cuando me dió por revisar la película del año 2006 “La vida de los otros” – das Leben der Anderen – escrita y dirigida por Florian Henckel von Donnersmarck cuyo florido nombre evoca en mi la imagen de un vendedor de kebaps limpiando profusamente la parte interior de la cristalera del tenderete donde guarda el pepino y la zwievel sin molestarse siquiera a retirar el genero que después servirá a sus sufridos clientes.

La película, como ya sabrán, trata de un gris estajanovista agente de la Stasi encargado de vigilar a una marchosa parejita de intelectuales actriz/escritor y como a partir de ahí lo que ve a su alrededor le hace cuestionar su fidelidad a los principios que hasta entonces tan fervientemente había defendido. Me permito citar al crítico de cine Carlos Boyero: “Pocas veces me han contado en el cine de forma tan penetrante el miedo que impone la dictadura y la degradación que te puede imponer la permanente inseguridad.”

Stasi. Staatssicherheit. “Schild und Schwert der Partei”. Los malos. Se les reconoce nada más verlos. Algunos malos por maldad, otros por pasividad, otros por obligación, otros por omisión. Por lo que sea, cada uno con su motivo. Espiaban y pasaban informes sobre sus vecinos, compañeros de trabajo y familiares. Tenían casi todos teléfono en casa – el pueblo raso dificilmente disponía de uno – e incluso llegaban a cotas de refinamiento tales como hacer dibujar a los niños en la escuela los personajes de dibujos animados que veian en la tele para averiguar si los padres veían la “obscena” televisión del Oeste. Hay otras escenas al respecto en la película que no tienen desperdicio.

Pues eso, a nuestros amiguetes les llenan la casa de micrófonos y alguna que otra cámara de vídeo y a escuchar se ha dicho. Las mejores jugadas de las escuchas realizadas acaban mecanografiadas por nuestro agente y archivadas en algún lugar del que hablaremos después.


Nuestro agente en plena faena. Seguro que habrán visto a más de uno con una guisa parecida en la UBahn.

En estas que si se sospechaba que algún ciudadano de la “próspera” DDR desconfiaba de los grandes éxitos del sistema socialista, la Stasi se lo podían llevar sin avisar al penal de Hohenschönhausen en Berlín y retenerlo allí por un tiempo indeterminado. Como pueden ver, se trata de un lugar bastante guantanamesco que también aparece en la película y que les recomiendo encarecidamente que visiten http://www.stiftung-hsh.de/ . Cuando fuí hace unos años tuve la suerte de encontrarme de guía un tipo que había estado allí encerrado de veinteañero porque alguien cercano le había puesto una denuncia falsa quizás para ganar unos puntos con el régimen, que nunca se sabe. Y claro, como ni él mismo sabía de qué iba la denuncia, tampoco podía confesar nada así que lo tuvieron un buen rato allí encerrado “por si acaso”. Les aseguro que cualquier atisbo de “Ostalgie” que hubieran podido albergar hasta entonces se habrá diluido cual azucarillo a los 5 minutos de estar allí.

Me gusta especialmente el contraste entre las lúgubres celdas de castigo del sotano del trullo de Hohenschönhausen con la “alegría” y “vitalidad” de las cancioncitas de las juventudes del partido: http://www.youtube.com/watch?v=bZYlKVSysfI o de las proclamas de algún himno típico de las grandes ocasiones (con letra, para que vean como andan de nivel C1-C2 si es que lo pueden aguantar) http://www.youtube.com/watch?v=865Sn8JrMvY . Este se llama “die Partei hat immer Recht”. Espeluznante. Bueno, compárenlo a algo así como Miley Cirus, Belen Esteban y Paquirrin juntos en un plató de telecirco en pleno prime-time.

Mis queridos alumnos, esto es lo que tienen las dictaduras: te obligan a creer que su sistema es el mejor mientras que los denominados Estados de Derecho intentan convencerte de que su sistema es el mejor. Unos invierten en aparato represivo y otros en políticas de comunicación. Uno es sutil y el otro es más persuasivo, unos se pueden permitir invertir más recursos y los otros menos pero ninguno te permite salirte de “sus” límites. Básicamente lo que tienen en común ambos sistemas es que una minoría (llámese “el partido” o bien algo más moderno y abstracto como por ejemplo “IBEX35”) controla el cotarro y se reparte las prebendas y los demás lo aguantan como pueden. En la literatura de la primera mitad del s.XX encontramos dos famosas distopías: “Un mundo feliz” de Aldous Huxley y “1984” de George Orwell. En mi opinión, lo que tenemos ahora - de momento - se parece un poco más al mundo feliz de Huxley pero con el soma cortado con paracetamol, benzodiazepina, televisión y para antes de salir de fiesta el omeprazol.

Vamos a intentar ilustrar las dos alternativas que tenemos más cerca con un ejemplo. Elijamos a un zagal de Ost Berlin al azar y llamémosle Horst. Si nuestro nuevo amigo tiene que hacer 4 largas horas de cola para que le den unas salchichas y unos Spreewald Gurken y encima se acaba yendo a casa sin el papel de WC porque justo se les ha terminado.... pues a menos que su gobierno consiga convencerle de que se trata de una conspiración de la oposición, es de esperar que Horst empiece en algún momento a cuestionarse el sistema en el que vive y tal vez se ponga a cavar un tunel en el Keller. A modo de contraejemplo, pongamos que la semana pasada otro Horst berlinés cualquiera que cuenta con un escuálido mini-job, al que le han subido el alquiler porque el endeudadísimo alcalde de la ciudad ha vendido las mitad de las casas de su barrio a un hedge fund radicado en Londres y que además tiene una deuda por ahí pendiente de unas vacacioncitas en el Ballerman 6... ¿ se lo imaginan ? Pues a nuestro Horst West le da por entrar a un flamante Kaiser's a darse un homenaje con lo que lleva en el bolsillo, a saber: un billete de 5 arrugao y chatarrilla. Bien puede ser que el resultado sea el mismo que en la versión Ost y a pesar de que están todas las estanterías del Kaiser's rebosantes, Horst se acabe yendo a casa sin el papel de WC o sin los pepinillos, pero esta vez tal vez echándole la culpa a su nuevo vecino inmigrante o al que no le toca la verdammte Lotto Totto. En este caso, no necesariamente culpará de su mal fario al sistema en el que vive, pues las estanterías están llenas y mira como mola ese cochazo. Luego vamos a ver el fútbol a casa de mi colega. Seguro que va a ser un partidazo. Bingo amiguetes: and the winner is...

Moraleja 1: una de las obligaciones de un Estado de derecho es la de repartir y distribuir la riqueza del país. Si no lo consigue, se puede decir perfectamente que está fracasando. Antes de tacharme de radical maoista trasnochado o similar léanse amigos neocones si son tan amables, por ejemplo, los títulos primeros de los artículos 128 y 131 de la Constitución Española. Si, si. Esa misma. Aquí la tienen: http://www.lamoncloa.gob.es/NR/rdonlyres/79FF2885-8DFA-4348-8450-04610A9...

Disclaimer: me hago cargo que a tenor de los últimos acontecimientos la fuente anterior resulta poco de fiar, pero pueden hacerse con alguna copia alternativa del texto si así lo estiman oportuno.

Voy a avanzar un poco que ya vamos mal de tiempo... Total que un día de estos, entre Glasnost y Perestroika cae el muro y el último presidente de la DDR Erich Honecker muy mayor y algo pachucho acaba tomando un avión a Chile de tapadillo donde morirá en la cama como fugitivo de la justicia alemana. Seguramente sabía demasiado y por eso lo dejaron ir. Por ejemplo, el canciller Willy Brandt tuvo que dimitir en 1974 entre otras cosas porque se descubrió que uno de sus más estrechos colaboradores era un agente oriental.

Con la caída del muro era cuestión de tiempo que los archivos de la Stasi con las fichas de todos nuestros amiguetes ordenadas con precisión germánica cayeran en manos del enemigo. Los documentos más jugosos fueron quemados inmediatamente, otros menos interesantes pasados por la trituradora de papel - cuyos trocitos se conservan en sacos esperando algún milagro tecnológico que permita reconstruirlos - y finalmente quedaron los archivos más prosaicos que se pueden consultar tranquilamente previa solicitud en la Behörde des Bundesbeauftragten für die Stasi-Unterlagen o BStU http://www.bstu.bund.de . Miren la web. Es bonita, ¿ verdad ? (Uy, es que me acabo de acordar de esto). Por tener, la BStU tiene hasta página de facebook.

Aquí fue donde se enteró el guía de Hohenschönhausen que los indicios contra él provenían de su mismísimo progenitor, que era un pieza y con el que ya hacía tiempo que no convivía. Al parecer el tipo estaba presumiendo ante una agente encubierta de la Stasi de ser un pureta molón y tener contactos con “enemigos del régimen” entre ellos su hijo. De ligoteo vamos. Todo bien detalladito en el informe. Nos dijo medio apalancado en la cama de una celda que una cosa así era lo último que se hubiera podido imaginar; que pensaba que igual un vecino o conocido suyo se había escapado al otro lado y que por eso querían interrogarle para averiguar si sabía algo. Pero por una chorrada así... Cuando después fue a pedirle explicaciones a su viejo encima el muy cabrón lo negó todo. Dicho esto, el grupo de visitantes respiramos hondo y nos miramos en silencio, cosa que aprovechó el guia para incorporarse quejándose de su maltrecha espalda y con envidiable manejo del timing, invitarnos a seguirle al oscuro sotano del penal, que los reclusos llamaban U-Boot, a visitar las celdas de castigo y el lugar donde los temibles rusos llevaban a cabo sus interrogatorios..


¿Conocen a este chaval?

Se llama Edward Snowden y es un héroe de nuestro tiempo. Ha cambiado una vida plácida en Hawaii y un curro tranquilo y bien pagado para meterse de forma altruista en un marrón de campeonato por alertarnos de lo que estan haciendo los gobiernos occidentales. Resumiendo, los asesores en materia de seguridad del presidente de los EEUU llegaron a la conclusión de que era importante para la seguridad de sus contribuyentes desviar grandes cantidades del dinero de sus impuestos para pagar burradas de dolares a empresas privadas – recalco lo de “privadas” - que con el asesoramiento de los servicios de inteligencia (inter)nacionales se dedican a recopilar datos e información de los ciudadanos de todo el mundo violando todos los acuerdos existentes en materia de protección de datos y de respeto a la confidencialidad en las comunicaciones. Ríete de los padres de la Constitución y de la declaración de independencia del 4 de Julio de 1776 (por cierto, escrita con papel de cáñamo).

Moraleja 2: Si realmente les interesara a los políticos nuestra seguridad y bienestar, los micrófonos y las cámaras las pondrían en sus despachos.

Además la cosa es que esos datos se los guardan y para siempre. Por si acaso. Preventivamente. Nada distinto a lo que hace Google o Facebook con la diferencia que estos dos van desde el principio a por la pasta. Van a vender sus datos a empresas variadas, también a los abogados de sus “ex” para preparar sus juicios de divorcio y les van a poner anuncios más o menos molestos. Pero claro: es un gran servicio y es gratis. Su palabra favorita.

Moraleja 3: Cuando un servicio que cuesta dinero se lo ofrecen gratis seguramente el producto que están vendiendo sea Usted.

Pero es que además nunca se sabe: igual ese chistecillo jocoso que hizo una vez y que escribió en algún chat o algún muro para regocijo de sus amigot@s dentro de 5 años pueda pasarle factura. Yo no sé ni las cosas que escriben por ahí ni quién va a mandar en el futuro, qué tipo de régimen político y de libertades disfrutaremos o si un fondo saudí dentro de 20 años comprará facebook y su base de datos para ver quién le ha dado 'like' al jamón serrano y al chorizo de cantimpalo.

Pero no se preocupen, porque está todo bajo control. Si se trata de una conversación telefónica, el estado de la técnica actual permite cosas como detectar automáticamente el idioma, el acento, el estado de ánimo de los interlocutores y transcribir el texto más o menos dependiendo del idioma. Una vez que está transcrito el texto ya se le pueden aplicar otro tipos de analizadores de contenido para saber de qué temas se ha hablado y extraer palabras clave, nombres de personas, etc. Todo automatizado pero programado por personas de carne y hueso como nosotros con todos esos bugs, falsos positivos y demás fallos asociados al software de toda la vida.

Existen actualmente otras herramientas que permiten cruzar cantidades inmensas de datos: registros de llamadas, transacciones bancarias, bases de datos de aerolineas etc, de forma que con solo introducir el email de alguien puede uno empezar a buscar registros donde además del email haya introducido el número de teléfono, luego la dirección de su casa, perfiles en redes sociales, ... voilá y a partir de ahí reconstruir su red de contactos y sus actividades. Dime con quien vas y te diré quien eres. Y si les falta algún dato, le pedirán a google o a facebook que les eche una manita. Y no olviden que su ISP guarda todos los datos de sus conexiones a Internet y que se la trae floja si estan navegando en modo privado o no, sólo sabe que lo que quieren ver es la página de Evil Angel.

Moraleja 4: Se acabó la privacidad, toca asumirlo.

Si me permiten, voy a volver por última vez a la película. A la escena donde el protagonista descubre con gran sorpresa que le habían puesto micrófonos hasta en el cagadero. Esto a nosotros no nos va a pasar porque contamos con el avance tecnológico más revolucionario de los últimos tiempos. Todos sus amigos - menos el que pierde el teléfono cada dos por tres - tiene uno. Los smartphones actuales llevan GPS integrados y agenda-calendario para poder comunicar a nuestros amiguetes invisibles (Sergei, Larry y Mark, entre otros) con antelación dónde van a estar con todo detalle y registran hasta cuándo los encienden para mirar la hora. Por supuesto van también equipados con cámaras por delante y por detras y con un útil micrófono. Cuanto más “smart” sean esos trastos y más los utilicen, más cosas sabrán sus amigos invisibles sobre Ud. De verdad quieren ustedes eso ? Quién iba a decir que el gran hermano orweliano se parecería a Steve Jobs y que los tristes, oprimidos y vigilados ciudadanos por el ojo que todo lo ve serían los ufanos compradores de un eiPhon 7.5 MX después de haber hecho cola toda la noche a la intemperie para ser el primero en comprarse uno.


El vivo retrato de la aflicción y el dolor causado por la opresión y la pérdida absoluta de la privacidad. Este podría llamarse perfectamente Winston.


Que constricción, que caras de angustia y sufrimiento.

Todos los ordenadores portátiles nuevos llevan webcams y micrófonos y las ciudades empiezan a estar plagadas de cámaras por doquier. “Por tu seguridad” como en V de Vendetta. El video en directo a través de esas nuevas redes de alta velocidad con las que tratan de hacernos pagar más por el smartphone unido a la tecnología de reconocimiento de caras, tracking de objetos y GPS permiten seguir a alguien determinado por toda la ciudad. Los chavales que han nacido en los dos últimos lustros en paises y entornos más o menos avanzados no conocerán más que las cámaras y todo esto les resultará de lo más normal. Puesto que la nueva generación se encontrará con el mundo que nosotros les dejemos igual esto merece una reflexión, ¿ no creen ?

¿ No les parece raro que algunos smartphones no les permitan extraer la batería ? ¿ Cuánta gente conoce que no se separa en todo el dia a más de 1 metro de su teléfono ?

Moraleja 5: La tecnología está ahí y se podrá usar para lo que se quiera. Lo que debemos hacer los ciudadanos es elegir a políticos que hagan leyes que luego se cumplan para evitar abusos de terceros en los temas de privacidad y protección de datos.

Les dejaré para terminar con un par de reflexiones más. La primera y más evidente es ¿ cuándo me van a permitir consultar los datos electrónicos que ha recopilado el Estado de forma preventiva sobre mi y sin mi consentimiento ? ¿ Habrá otra cosa parecida a la BStU para la NSA ? No vamos a ser menos malvados que la Stasi,¿ no ? ¿ O sí ? Entonces, ¿quién controla al que controla ? Y la segunda y última, hagan lo que quieran con sus smartphones o en Internet, pero sean conscientes de la situación actual en materia de privacidad y de las posibles consecuencias de sus actos. También sean conscientes de a quién votan. Recuerden que cada vez que consumen votan.

Material adicional:

“Du bist Terrorist”, http://www.youtube.com/watch?v=SGD2q2vewzQ (2 minutos con subtítulos). Contrapunto curioso a la campaña publicitaria de 2005: “Du bist Deutschland”.

http://www.dubistterrorist.de Iniciativa online en contra el almacenamiento preventivo de datos en Alemania.

Conferencia “Privacy is dead, get over it” http://www.youtube.com/watch?v=DaYn_PkrfvQ (3 horas de pura chicha en inglés de parte de un detective privado que entre otras cosas alucina con lo fácil que se ha vuelto su trabajo con la aparición de Internet y las redes sociales).

Pueden repasar también 1984 en versión película. Para los que no disponen de tiempo para leerse un libro que seguro les va a atrapar. http://www.imdb.com/title/tt0087803/

Su voto: Nada Promedio: 10 (4 votos)
 

Comentarios

Imagen de A. Shopenhaua

Erudición

Como siempre Dr. Herkalitus despliega Vd. una importante erudición que atravesará cual viento zapateril las hueras cabezas del alumno medio, quien bien seguro verá en su clase un texto largo no apto para su lectura, menos para su reflexión, y muchísimo menos para el LIKE.  Es lo que pasa cuando se predica en el corral.

Y así es el populacho, quien disfruta poniendo fotos de sus hijos en Facebook y/o siendo una vegana orgullosa con el pelo teñido de azul.

Muy suyo

A. Shopenhaua

(Sin asunto)

Imagen de Lux de Luxe

Chapeau

Lieber Herr Heraclitus, le felicito por su texto. Ha hecho usted honor a su apodo "el oscuro" y nos ha pintado un presente-futuro de lo más negro, para regocijo del aparato de inteligencia del estado e indiferencia de la mayoría de la población.

Oscuras reflexiones para un día de Nochebuena en el que deberíamos estar ya dándole al champán o cava para olvidar...

Atentamente,
Lux de Luxe

Imagen de Andreu

Felicidades Heráclitus...

...me ha gustado mucho su post. Pronto escribiré sobre el tema yo también. 

Sólo me gustaría hacer una puntualización: no es del todo correcta la división que hace entre dictadura y Estado de derecho. Es decir, un Estado de derecho es aquel que se rige por un sistema de leyes e instituciones ordenado en torno de una constitución, sin necesidad que esa constitución sea de carácter democrático o respete los derechos fundamentales del hombre.

Su seguro estimado David Fernàndez, de la CUP, lo explicó muy bien en el siguiente discurso...

...del cual destaco el siguiente extracto:

"Señor Rivera, la dictadura franquista era un estado de derecho –era un estado de derecho–, el estado de excepción del nacionalsocialismo era un estado de derecho, y nosotros no queremos que en Cataluña vuelvan los nacionalistas; simplemente queremos que Cataluña sea de los catalanes. Es tan sencillo como esto."

Por tanto, desconfie SIEMPRE de aquéllos que no paran de llenarse la boca con las palabras "Estado de derecho" y "Constitución" como argumentos presuntamente democráticos para hacer frente a cualquier tipo de argumento con el que no están de acuerdo.

Nada más.

Siempre suyo,

AJR