Viejos amigos

Imagen de Frau Dulenta

Pedro Moyano se autodefine como un proyecto de pintor y un proyecto de bajista. Yo coincido (por una vez) con el Choped cuando dice que es más bien un gran contrabajista entre pintores y un gran pintor entre contrabajistas. Pero mejor que contároslo yo prefiero que sea él el que se de a conocer a través de esta entrevista.

 

Old shoes (by Pedro Moyano)

 

Los motivos que me han traído a su vera son unos viejos amigos que va a reunir el próximo sábado 10 de octubre y durante cuatro semanas en la exposición "Alte Freunde", la primera tras seis años viviendo en Berlín.

Hace unos 15 años, su pasión por la música le hizo cambiar el rumbo y focalizar sus energías en sacar notas de su contrabajo. La pasión en la pintura la encuentra cuando piensa la obra y elabora la idea. Pero luego, tal y como él dice, el hecho físico de ejecutarla solo me apasiona cuando veo aparecer en el lienzo las cosas. En cuanto va llegando al final esa obra, la pasión va menguando. Eso con la música no me pasa.

¿Y eso?

Porque la música me cuesta más.

¿Por qué hacer una exposición con obras que llevan contigo tanto tiempo? ¿Por qué "Alte Freunde"?

Porque son cosas que hice hace mucho tiempo cuando empecé a especializarme en carboncillo y han recorrido conmigo miles de kilómetros y nunca se vendieron.  Con esta exposición quiero pasar página e iniciar una nueva etapa pictórica. Seguiré insistiendo en la técnica del carboncillo orientado al hiperrealismo o fotorrealismo.

Todos estos años han servido para depurar la técnica y mejorar resultados. Esta exposición es necesaria para mí desde el punto de vista personal porque quiero "deshacerme" de estos viejos amigos para dar paso a los nuevos que es donde creo que la pasión reaparecerá.

Son trabajos de diferentes épocas y algunos "work in progress". Estos últimos son los que mejor pueden transmitir por dónde quiero ir a partir de ahora. Paisaje urbano y retratos en gran formato.

¿Es ésta la última vez que van a ver la luz estas obras, una última oportunidad para esos viejos amigos...?

Si, para dar paso a nuevas ideas.

Las obras más antiguas de las exposición son los músicos, que son del año 97 y las más recientes son una de la Karl Marx Straße (uno de esos "work in progress") y un carboncillo sobre lienzo: "Old shoes". Estas dos últimas realizadas en Berlín.

¿Por qué carboncillo?

Siempre me ha gustado más el dibujo que la pintura porque soy muy vago. El pintar requiere limpiar el pincel para cambiar de color, limpiarlo todo, todo es muy guarro. Es una cuestión meramente práctica... (risas) ... no, en realidad me gusta más el dibujo.

También tuvo algo que ver la necesidad pues como Pedro explica: "me tuve que poner a hacer retratos de gente que no conocía de nada, eso fue una gran escuela, se aprende mucho, se mejora la técnica. De ahí pasé a dibujar cosas que podían tener más salida de una forma meramente comercial. Y en ese trayecto de dibujar de forma comercial ya me iban surgiendo ideas propias. Fui buscando temas propios, hacía yo mismo las fotografías, etc. para luego pasarlo al carboncillo."

COMERcial... ¿dibujar para comer?

Yo vivía en Madrid, ya llevaba 4 años estudiando en el conservatorio y por azares de la vida me fui de visita a Málaga y me acabé quedando a vivir allí. Me fui con lo puesto y me puse a dibujar en el paseo marítimo y en los mercadillos. Pintaba "Alhambras de Granada", toros, retratos, desnudos... todo para poder comer caliente un día si y diez no. Fue una etapa muy intensa, trabajé mucho. Pero llegó el día en que los amigos se chivaron de que era bajista y empecé a tocar.

Poco a poco la música fue ganando terreno. Al principio, entre bolo y bolo pintaba un cuadro. Pero progresivamente fue pintando cada vez menos hasta llegar a dedicarse exclusivamente a la música. Su vida como pintor ha tenido altibajos en relación directa con los altibajos de la música. Se han ido alternando una y otra etapa.

En una época tocaba menos destinaba más tiempo a la pintura y viceversa. Siempre he hecho las dos cosas. A medida que iba aprendiendo a aporrear el instrumento iba consiguiendo más trabajos como músico. Nunca he considerado que haya dejado la pintura, siempre ha estado ahí. Siempre he tenido un cuadro empezado. De hecho, "Las bailarinas" ha sido un "work in progress" durante 10 años. 

¿Detectas alguna diferencia entre ser pintor aquí en Berlín o allá en tu tierra?

No, es lo mismo. Cuanto menos tratas la pintura como una profesión que te de dinero más relevancia tiene el aspecto artístico. Y artista eres allá donde estés, independientemente de si vendes o no. El vender es otra cosa.

Cuando la finalidad no es vender, la obra tiene "un valor real", no económico.

¿Y en términos de ventas hay diferencias?

En la finissage te lo diré.

Si bien considero que aquí hay más posibilidades porque galerías como en la que yo voy a exponer hay muchísimas en Berlín. En Madrid, no.

Como todo esto es inseparable de la música, él mismo amenizará la velada del 10 de octubre para el público asistente tocando con Kings of Spree Delta (banda en la que es el contrabajista) y con Whatever Rita wants (banda de la que es cofundador).

Para que vean, el propio anfitrión de la velada es el que expone y el que ameniza el evento ¿te pondrás unos vinitos también?

Si, y veremos a ver si no me llevo un par de tortillas de patatas.

 

¡Vaya! Me tiemblan las Beine... creo que me he enamorado.

 

¿Dónde tienen que ir y a qué hora empieza el sarao?

Morgenrot Gallery Berlin
Mainzer Straße 6, 10247 Friedrichshain
A las 20:00 horas

 

Muy Suya,

Frau Dulenta

Sin votos aún