Yo no quiero bajar a la mina

Imagen de Juanma

Ya me lo dijo hace unos años mi difunto abuelo, Don Juan Manuel Inhiesta Pardeza, que en paz descanse: "Nene, cuando puedas te vas de España, que a este país no lo va a conocer ni la puta madre que lo parió de aquí a cinco años". En realidad mi abuelo, que además de un cachondo era un ex socialista absolutamente descreído del credo socialdemócrata al que se ha convertido el socialismo español (PSOE, para más señas), no hacía más de parafrasear la ya mítica frase del sociata Alfonso Guerra. Mi abuelo se murió entre carcajadas mientras veía "el parte". "El parte", como él llamaba al noticiario de la TVE: le provocaba tanta gracia lo que rebuznaban a diario a través del "parte" las fuerzas fácticas del país, que la neumonía que le venía acosando durante años le jugó ese día una mala pasada. El corazón se le paró, pero la premonitoria carcajada sobre el mentiroso futuro de España no se la quitó ni dios. Y a ver quién tiene cojones a replicar ahora a mi abuelo.

Hoy se ha sabido: en España el número oficial de parados ya alcanza casi los cinco millones de personas. Es la cifra de desempleo más alta desde hace 13 años. Cuando lo leía esta mañana en mi ritual repaso diario a la prensa on-line, la risa de mi abuelo se me recreaba en mi rostro como se me repite el sabor del ajo después de un almuerzo a base de gazpacho. El caso es que hasta me hacía un poco de gracia el reírme de la desgracia económica que atraviesa el país: en realidad, España no tiene nada más y nada menos que lo se merece. Al fin y al cabo, esa gente que ahora no puede hacer frente a la hipoteca fue la que se creyó la ficción del bienestar eterno a base de ladrillo y turismo. Ésa fue la gente que se olvidó de que la mayoría social es trabajadora, y no clase media a base de consumo a crédito. Y la que se olvidó, por tanto, de defender sus derechos para ir de compras los fines de semana. España da pena, señores!! Bueno, paro ya que me sale ese sindicalista frustrado que murió en las asambleas anarquistas de mi época universitaria.

El otro día hablé con Antonio, mi primo del pueblo. Un electricista autodidacta de mi edad que hace más de dos años que no trabaja formalmente (uno de los casi cinco millones): es decir, que no ha podido firmar en más de dos años ni siquiera un contrato temporal y que, por tanto, lleva sin cotizar todo ese tiempo. "Estoy hasta los cojones de hacer chapuzas e ir maltirando. Cómo está la cosa por Alemania?", me preguntó el Antoñito. Es la pregunta que se hacen cientos de miles de españolitos desde que a la Merkel se le ocurriese decir que su Gobierno se está planeado seriamente ir en busca de fuerza de trabajo a la antaño dorada España: allí está la mano de obra cualificada y relativamente barata que necesita la locomotora europea, azotada por la baja natalidad y una falta alarmente de trabajadores cualificados que cubran la demanda de mano de obra, dijo la Merkel. Ha de ser España, pijo, dónde si no hay más universitario en paro que in Spain?

He decidido dar un par de pistas a mi primo Antonio a través de este post. Lo haré en cinco puntos, para que no te pierdas, Antoñito, que sé que leer nunca fue lo tuyo:

1. Alemania no es España. Te acordarás de esta obvia perogrullada, Antonio, cuando te des cuenta de que los inviernos parecen que nunca se acaban, que la gente habla menos de lo que te gustaría y que la comida está lejos de parecerse al peor plato de la península. 

2. Alemania no es la panacea: no pienses, Antonio, que esto es El Dorado. Aquí se puede trabajar, sí, pero la realidad de este país está bien lejos de ser ideal. Te doy algunas cifras: el paro oficial está levemente por encima del 7 por ciento, sí, pero hay más de tres millones de personas que no constan en las estadísticas de desempleo porque son parados de laaaarga duración. O Hartz IV, como se les llama aquí. Algún día te lo explicaré más calmadamente. Para convertirte en un invisible Hartz IV, mejor quédate en España.

3. En Alemania, Antonio, no hay un sueldo mínimo legal: es decir, si no eres un tipo con pasta y contactos, o un auténtico crack en tu sector laboral (tu caso no es ninguno de los dos), te va tocar limpiar platos, poner copas, hacer hamburguesas, limpiar servicios públicos o cambiar sábanas en un hostal por un mísero sueldo de tres, cuatro o cinco euros la hora. Antoñito, éste es el país de las oportunidades y de la desigualdad salarial. Por qué crees si no que es la locomotora económica europea? Los datos macroeconómicos siempre esconden una realidad mucho más dura de la que se nos vende.

4. Como apunta el impresionante trabajo de investigación de ese prestigioso diario llamado El Economista (la decreciente calidad de la prensa española como consecuencia de las medidas de ahorro es una prueba más de la decadencia del país), el idioma es muy importante para encontrar un trabajo en Alemania. Sí, alemán, a poder ser. Y si no, inglés. Antonio, tras dos semanas aquí, te darás cuentas de qué poco realista es el ciudadano español medio cuando dice eso de: "No, si yo el inglés lo hablo bastante bien". Una polla en vinagre, Antoñito, los españoles hablamos mal los idiomas extranjeros, ya sea alemán, inglés o japonés. Y ello nos hace sudar cuando salimos de las fronteras patrias. Y nos deja en evidencia. Tú también, Antonio, lo sufrirás.

5. Y por último, Antoñito, siempre es más fácil irse que volver. Así que piénsatelo dos veces antes de marcharte del pueblo. Si no puede que algún día caigas en que un acento raro ha sustituido al manchego cuando tus hijos hablan el español. Y ese día quizá ya sea demasiado tarde para dejar de ser un extranjero en un país que siempre te será ajeno por mucho que te ofrezca.

Sea como sea, yo tengo una cosa muy clara: ya estamos acabados porque han reducido nuestra dignidad a tener trabajo (aunque sea precario). Y se nos está olvidando algo muy importante. Ahí va la sentencia de hoy: "El trabajo digno se gana y no se regala". El trabajo a cualquier precio no puede ser algo bueno, porque si no los ricos se pelearían por trabajar a cualquier precio. Y tú, Antonio, tú no eres rico.

Yo no sé tú Antonio, pero YO YA NO QUIERO BAJAR A LA MINA!

Su voto: Nada Promedio: 9 (3 votos)
 

Comentarios

Respuesta de Antonio

Que poco me quieres Inhiesta, me siento como aquella vez que me dijiste en los vestuarios del equipo del pueblo que yo para el futbol no valia y que me lo dejara,,,

,,,cuanto me arrepiento de haberte hecho caso, encima despues de verte triunfar en los mejores equipos mientras yo me pudria en el pueblo ,,,y ahora me pides lo mismo,,

pero esta vez no voy a caer en la misma trampa, yo creo que no quieres ver a ninguno del pueblo por alli y asi seguir sintiendote unico y especial,,,pues que sepas que voy y que ya me he apuntado a un curso de Aleman para electricistas,,,

Yo voy y tu?
Tu amigo Toni

Imagen de Juanma

Respuesta a Antonio

Conio Antonio, me has dejado seco. No sólo por la mejora de tu sintaxis a la hora de escribir el castellano, sino porque tú, que eras de lápiz y papel, has descubierto internet y tienes los cojones de hacer comentarios en un post tan indigno como éste. No le digas a mis padres que ando en estos berengenales, que ellos se creen que estoy trabajando en una televisión muy importante.

Tus huevos ahí, vente pa Alemania Toni. Pero luego no digas que no te avisé...y trae algo de jamón y vino de Campoalbillo, a ver si me eso mi quita la morrinia que llevo arrastrando desde hace meses...

abrazo,

Tu amigo Juanma

Pues yerras un poco, Iniesta.

Pues yerras un poco, Iniesta. Merkel pidió jóvenes cualificados que en Espein no encuentran trabajo porque "han estudiado demasiado" mientras lo que se busca son camareros. Alemania tiene un déficit crónico de ingenieros, no electricistas. Es totalmente diferente del "Vente pa Alemania, Pepe" de los sesenta. Y los sueldos de base de un ingeniero en España y en Alemania son... Es que no hay color. Además, Berlín mola aunque esté en bancarrota y tres meses seguidos sin sol.

Imagen de Juanma

Al parvulariooooo...

Parvuleisco, no es Iniesta, es Inhiesta, a ver si aprendemos a leer.

Creo que te falla un poco el enfoque, la mirada analítica: una cosa es lo que Alemania necesita, y otra muy distinta lo que a Alemania llegará o ya está llegando. Si a Alemania necesita ingenieros, a mi me parece muy bien, pero yo te puedo presentar a muchos espanioles que están trabajando detrás de la barra de un bar o limpiando en un hostal, y tienen títulos universitarios.

Y si a ti te mola Berlín, a mi también parece muy bien. Pero veremos si aguantas aquí tanto como piensas. Veremos si opinas lo mismo de Berlín dentro de cuatro anios, si los aguantas claro. Se nota que eres recién llegado. O todavía nos has llegado?

En fin, los cinco millones de parados no son todos ingenieros, y como dice una lectora, "más vale bajar a la mina en el Ruhr que en Mieres". Creo, parvulario, que ello deja en evidencia que parte de la oleada de joven inmigración espaniola que se nos viene encarna a la perfección el vente pa Alemania, pepe en versión siglo XXI: lo importante es currar, sea donde sea, sea en lo que sea, sea como sea,...tan mal están las cosas. Y si no, pregúntale a mi primo Antonio...

muy bonito el blog, por cierto...

atentamente,

Juanma Inhiesta Pardo

todos hemos sido Manolito

todos hemos sido Manolito alguna vez, nicht vergessen!
y en fin, sólo el que tiene el valor de intentarlo tiene el derecho a "disfrutarlo", no?

Como decía aquél, si no se

Como decía aquél, si no se sabe de lo que se habla, mejor callar. Y si además se falta al respeto, pues se queda como un bocazas.

http://www.lavanguardia.es/economia/20110122/54103921254/merkel-plantea-...
Trabajo cualificado, no de electricista como el Antonio de tu ejemplo.

En todo caso, he vivido dos años en Alemania y sí, también tengo muchísimos amigos licenciados currando de camareros y en hostales. Y están currando de esto porque están a gusto en Berlín. Pero esto no cambia que el tejido productivo de Alemania y España son esencialmente diferentes. No estás descubriendo América.

Y si firmas con el careto de Iniesta, pues te llamo así, que no hay otra firma en el texto con el que identificarte. Dale

Imagen de Juanma

Le doy...

Le doy Parvulico....

Sí, que vale, que aquí el que descubre el mar eres tú. Tienes un gran blog y eres mejor persona. Eres la polla, vamos. Vuelve a Alemania que te necesitamos, aunque no seas ingeniero. Y si no, vete a mi pueblo, Campoalbillo, que allí necesitan braceros pa hacer la vid.

Me llena de satisfacción y respeto que leas la vanguardia. Se nota que eres un tío con carrera y bien leído, sí senior, no como yo, que soy un comemierda. Pero mira, navegando por la red, he encontrado estadísticas ofrecidas por la embajada espaniola en Berlin (http://www.consejeriadetrabajo.de/Inf_general.htm) y resulta que ofrecen las profesiones más buscadas en Alemania en 2008, cuando estaba empezando la crisis, vamos. Te las adjunto.

A continuación se detallan las profesiones más buscadas en julio de 2008:

 

Transporte y almacenamiento

31.000

Vendedores y comerciantes

26.000

Hostelería 

26.000

Electricistas

24.000

Cerrajeros

20.000

Secretaría

20.000

Servicios y publicidad

18.000

Salud e higiene

17.000

Dependencia, educación, asistencia social

15.000

Como podrás comprobar, no sólo de ingenieros vive Alemania, y sí, también se necesitan electricistas. Si te crees que este país en el que vivimos está buscando la elite intelectual europea para tirar adelante su economía, creéme que no se iría a buscar a Spain.

Venga majo, sigue con el blog que vas a llegar lejos. Nos puedes enviar tu CV a esta dirección: berlunes@campoalbillo.com. A lo mejor tenemos algo para ti en esta web. A mi me dieron una beca sabes?

atentamente

Juanma INHIESTA Pardo

Buf.

¿Usted qué entiende por esto?
"Las oportunidades, en general, son buenas, si
- Ud. habla alemán y tiene conocimientos de inglés u otro tercer idioma
- tiene experiencia profesional
- está en posesión de un título de educación superior o certificados de formación profesional"

Porque yo, personal cualificado.

"Medio siglo después, los españoles vuelven a emigrar a Alemania, aunque sus historias son radicalmente distintas."
"Los nuevos emigrantes españoles han estudiado. Y mucho."
"En diciembre de 2010 faltaban en Alemania 48.800 puestos de ingeniero por cubrir, según estimaciones de la Asociación de Ingenieros Alemanes."
"Pero, ¿qué efectos puede tener una fuga de cerebros de este tipo para una España que necesita ser más competitiva para salir de la crisis?"

Te iba a citar el mismo artículo que hay hoy en vuestra portada, http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Vente/Alemania/ingeniero/Pepe/el... , pero bueno, ya lo habéis hecho vosotros mismos. Mi primer comentario iba en la misma línea de ese artículo, ya que hablaba de que en Espein el modelo productivo se basa en el monocultivo de turista más ladrillo, lo que genera automáticamente una enorme bolsa de trabajadores sobrecualificados, mientras que en Alemania la economía es esencialmente exportadora de bienes de consumo con gran valor añadido.

Si cualquier comentario crítico te da acidez de estómago, mejor plantéate dejar de escribir públicamente o al menos de aceptar comentarios en tus posts. La pluralidad es vida y la crítica constructiva, un placer recibirla. Además, por favor, no me vayas de listillo con esto del CV.

atentamente,

Imagen de René D.

Alemania ≠ Berlín

Queridos alumnos...

En la vorágine su intensa discusión por ver quien tienen la razón, se han olvidado ustedes de una desigualdad matemática que les va a ayudar a entender un poco mejor la problemática que se plantea; Alemania ≠ Berlín

Adjunto transparencia explicativa: http://www.spiegel.de/flash/flash-12125.html